Elecciones presidenciales Perú: Entre ser o no ser (parte III)

May 13, 2011 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

 

La tragedia para quienes en primera vuelta optamos por  un voto responsable ymeditado, es que ahora, debemos decidir qué hacer con nuestro voto entre quienes no  gozan de nuestras simpatías y, para rematarla, nos sumergen en un mar de dudas, incertidumbre, desconfianza y temores. Ante tal dilema, ¿nos lanzamos al vacio?, ¿votamos en blanco o lo viciamos? Deshojamos margaritas: Con este sí, con este no, con este me quedo yo. Lo jugamos a cara o sello, invocamos a una santa divinidad, o como en mi caso, me decido por ser o no ser. La población electoral está dividida a la mitad, un 44.75% fragmentado que desea mantener el statu quo y otro sólido 55.25% propicio al cambio. Cuestionado sobre qué es mejor, votar o viciar el voto, es preferible votar haciendo un esfuerzo de racionalidad, aunque dicho acto signifique de modo inevitable, asumir un riesgo o  la latente posibilidad de incurrir en el error. Por lo demás, recuerde que no votar, en términos simples y prácticos equivale a votar por el que gane. Lo que no deja de sorprender, es que pese al evidente progreso y desarticulado desarrollo del país, todavía existen grandes sectores de la Gran Lima, la capital del Perú, que continúan apostando porque Papá Estado, en la persona del Presidente de la República, les arregle la vida obligándolos a ser meros dependientes, sea para alimentarse, tener un techo, estudios, obtener un trabajo, atención de la salud y otros.

Yo esperaba que esta comprensible demanda de atención y servicios por la visible falta de una mayor inclusión social provendría del llamado “Perú profundo”, del interior del país, de las serranías y comunidades indígenas, pero no, es la Lima de los cerros poblados y “los pueblos jóvenes” de la periferia, la de los Conos Norte y Sur, la que reclaman y exigen que el estado los continúe asistiendo y se haga cargo de ellos, debido a la migración y las expectativas de bienestar que genera la capital. A no dudar, los resultados de la primera vuelta, ha enviado un mensaje inequívoco, y es la recomposición del electorado. Un vasto sector de la población (31.699%) que votó por Ollanta Humala, urgen por un real y efectivo cambio que les permita acceder a mejores estándares de vida (el llamado empoderamiento del pobre) donde el estado cumpla a cabalidad con su obligación rectora de cautelar y distribuir con equidad y justicia  social los recursos de todos los contribuyentes, devolviéndole al elector, la confianza perdida en sus autoridades políticas por la evidente comisión de actos de corrupción.

Otro no menos importante sector de la población (23.551%) que votó por Keiko Fujimori, insisten por el asistencialismo del estado (el llamado clientelismo populista), prueba de ello, son ese sólido 24% que desaprobó la condena a 25 años de Alberto Fujimori y aspiran por el mantenimiento del statu quo. Así también, otro gravitante 44,75% del electorado, votó de forma dispersa (imperdonable olfato y ceguera política de PPK, Toledo y Castañeda), por la vigencia del sistema económico que de continuidad al crecimiento y al desarrollo del país, pero con inclusión social. Así observado el panorama político/electoral, es el 44.75% del electorado el que irá decidiendo su voto conforme se aproxime el 5 de Junio, endosándolo al candidato que se acerque o mejor garantice su estilo de vida y/o considere, es mejor compartir, o el menos peor. No está demás recordar, que el 81 % de los peruanos no se siente representado por ninguna agrupación, movimiento o alianza política, por lo que la gran mayoría reconoce que los planteamientos ideológicos son irrelevantes, de tal modo, que en lugar de emitir un voto juicioso, racional y meditado, el elector se deja conducir por criterios personalistas y/o emotivos, al punto de emitir su voto basado en la imagen física, el lenguaje verbal y no verbal que trasmite el candidato, y no por las plataformas o planes de gobierno, que finalmente son ignorados y/o relegados. Si de algo podemos estar tranquilos, vistos los pronósticos alentadores del FMI, BM, CEPAL, y otras organizaciones y agencias incluidas las calificadoras de riesgo e inversores, así como de los principales índices macroeconómicos, es que la economía del Perú se mantendrá estable cualquiera sea el elegido.

Los sobresaltos y temores, por el contrario, tendrían factores externos,entre otros, a) el efecto residual de la recesión estadounidense del 2008 (tasa de interés de la FED) y su todavía impacto en los llamados PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España) que atraviesan por una severa crisis fiscal, considerada como la peor desde la Segunda Guerra Mundial, b) el comportamiento de los llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica y las recientesincorporaciones de México y Corea del Sur), c) los designios de los llamados G-8 (Alemania, Canadá, EE.UU, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia), d) los derivados de los conflictos en el Mundo Árabe al Norte de África y Oriente próximo, el petróleo, el alza en el precio de los combustibles, y como letal consecuencia, la indeseable inflación, el endeudamiento público (la maquinita), el desequilibrio fiscal y el hasta posible riesgo de una cesación de pagos. Sobre esta eventualidad, es decir, sobre los riesgos en la economía imperante, me he pronunciado en reiteradas veces a raíz del estallido de la burbuja hipotecaria estadounidense (CREDITOS SUBPRIME) y el inicio de la recesión mundial de principios del 2008, adhiriéndome a los postulados de John Maynard Keynes (1,936) de cómo combatirla y de quienes como Paul Krugman, Joseph Stiglitz, Jeffrey Sachs, Andre Sapir y otros, cuestionan los pensamientos de Milton Freidman (economía de libre mercado) y Eugene Fama (mercado eficiente), y el recetario del llamado Consenso de Washington.

La crisis mundial se ha encargado de demostrar que los mercados tal y conforme se rigen en la actualidad, no son infalibles ni eficientes y, que por el contrario, el mundo de las finanzas desregulado y globalizado no genera estabilidad económica, inflando el precio de los activos en forma excesiva, generando burbujas financieras, especulación de títulos y valores y recesión que luego deben ser sofocadas con intervención del estado, ante la sumisión de los políticos frente a los mercados financieros, y que debieran ser una alerta para América Latina, ajena hasta hoy, a sus devastadores efectos sociales. Como alguna sostuve, el Perú nos es un país encapsulado ajeno a las tribulaciones del mundo exterior. A todo lo anterior, agréguese, la actual conformación del Congreso de la República (130), que obligará por la búsqueda de consensos para la aprobación de leyes. Gana Perú (Ollanta Humala) será la primera minoría con 46 curules (36%); Fuerza 2011(Keiko Fujimori) tendrá 37 escaños (28%); Perú Posible(Toledo) 21 (16%); Alianza para el Gran Cambio (PPK) 12 (9%); Solidaridad (Castañeda) 9 (7%) y Apra 4 (3%). Los más votados fueron: Kenyi Fujimori (Fuerza 2011), Jaime Delgado (Gana Perú), Daniel Abugattas (Gana Perú), Octavio Salazar (Fuerza 2011), Javier Diez Canseco (Gana Perú), Richard Acuña (Alianza para el Gran Cambio) y Carlos Bruce (Perú Posible). Ahora bien, pedirle a la memoria borre el pasado político ocurrido durante la década del fujimontesinismo, es algo que me resulta imposible de lograr, pese a que reconozco que la Sra. Keiko Fujimori no es Alberto Fujimori, sin embargo debemos de admitir que si la Sra. Keiko Fijimori no se apellidara Fujimori, no tendría el presente político que indiscutiblemente lo heredó de su padre

Jurar por Dios que no lo indultará, después de escucharla pregonar durante sus mítines de campaña ¡Escuchen DIROES! (Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional del Perú) en clara alusión a la reclusión de su padre de quien dice además fue el mejor presidente de la historia del Perú ¿???. Lo nuestro es una cuestión de principios, que esta más allá de los temores o de los miedos mediáticos. Creo en la democracia que aunque imperfecta, depreciada y vapuleada por el maltrato que le infunden los políticos, es mil veces mejor que vivir sojuzgados y envilecidos, como lo fuimos, por una dictadura cívico/militar. Es saludable y hasta entendible que la Sra. Keiko Fujimori, pida disculpas ahora (segunda vuelta) y no antes (primera vuelta) por los crímenes y latrocinios cometidos por el régimen fujimorista, pero otra muy distinta, es pedir los votos que den segundas oportunidades al fujimorismo que ella representa, y que se encuentra encarnado en su círculo de asesores más cercanos y simpatizantes. El 20 de Abril, a escasos 10 días de concluida la primera vuelta, Patricia Montero, una destacada periodista de impecabl trayectoria y editora general de Canal N donde laboró por doce años, siendo además su fundadora(video Kouri/Montesinos), fue intempestivamente despedida por el grupo El Comercio ( Martha Meier Miró Quesada y demás familiares) al interior del directorio de Plural TV, al igual que José Jara, productor del noticiero De 6 a 9, y con ellos dos, apartar de la toma de decisiones a Laura Puertas, directora de noticias de América Televisión y Canal N, el motivo o mejor dicho el imperdonable pecado de ellos tres, HUMANIZAR a Ollanta Humala. Destacados periodistas como Gustavo Gorriti, Augusto Álvarez Rodrich, Josefina Towsend, Raúl Tola, Mirko Lauer y otros, han expresado su solidaridad y denunciado esta arbitrariedad. Al respecto, Rosa María Palacios, conductora del programa periodístico “Prensa Libre” a través del Twiter indicó que estos despedidos no son una buena señal para el periodismo en el país, panorama que podría empeorarse. “Patricia Montero, periodista muy importante de la historia de la libertad de expresión, no se irá en silencio ni por la puerta falsa”

Rosa M. Palacios recordó que Canal N se creó como una ventana a la libertad “frente a la autocracia coimeadora de medios”. “Después de hoy, más miedo me da Keiko que Ollanta (a pesar de que su plan de gobierno sigue siendo pésimo para el país) y créanme que eso es mucho”. Somos libres, seámoslo siempre. Augusto A. Rodrich, señalo: “Valgan verdades, El Comercio se ha puesto un Kimono fujimorista que solo es superado hoy por el periódico Perú.21”. Acontecimientos político/periodísticos como los ocurridos en plena campaña para favorecer a la candidata del fujimorismo, me remontan a la década vergonzante de los 90’ y ratifican mi posición respecto a la candidatura que encarna la Sra. Keiko Fujimori. Respecto a Ollanta Humala, el Comandante, el Chavista. El estatista, El Etnocacerista nacionalista, se dijo, se dice y se seguirá diciendo mucho, solo es cuestión de sintonizar Canal N, leer el Comercio, Perú21, Gestión y ver a Jaime Bayly,!! Oh casualidad!! en América Televisión, para tener al detalle, su pasado, presente y futuro, debiendo dejar constancia que el Señor Ollanta Humala,  no es un santo de mi devoción y, aunque me inspira temores, considero por todo lo arriba mencionado y lo no mencionado por comprensibles razones de espacio, que representa una opción que tiene mucho menos riesgo que Keiko Fujimori. La foto de hoy, según la prestigiosa y acertada encuestadora Ipsos Apoyo, muestra les resultados de un sondeo realizado entre el 30/04 y el 06/05 en un universo de 2,020 personas a nivel nacional: Keiko Fujimori 41%, Ollanta Humala 39%, Voto blanco/viciado 12%, Indecisos 8%. Después de todo, el Perú, es y seguirâ siendo más grande que sus ocasionales gobernantes.

Email: josefgiraldo@pacc-stamfordct.org

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment