Reforma de la educación, es fundamental para la economía del Perú.

May 17, 2011 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

Querer ocultar el sol con la mano, es llamarse al engaño, pretendiendo inútilmente alejarse de lo despiadado y contundente de la realidad. Semanas atrás, un reportaje de la televisión peruana mostró a jóvenes estudiantes universitarios respondiendo preguntas sobre cultura general. Las respuestas, no me sorprendieron, es más, confirman nuestra percepción sobre la pobreza  educacional que proveen colegios y universidades. Puede ser que dicho reportaje haya sido editado buscando exponer solo el lado negativo, pero no invalida lo denunciado. Traigo esto a la memoria, porque la mayoría de estos jóvenes universitarios son mayores de edad (18 años), por tanto, son ciudadanos que este 5 de Junio han de elegir al próximo presidente del Perú.

No pretendo hacer enjuiciamientos sobre el futuro del Perú, basado en jóvenes como los entrevistados, porque no tengo dudas respecto a que son la minoría, pero no deja de preocuparnos, siendo benignos, el altísimo grado de !Desconocimientos! Que los jóvenes peruanos imiten a sus pares de los EE.UU y Europa, en cuanto a compartir los mismos gustos por la música, la ropa, el entretenimiento, el XBox, el Nintendo, el Wii y otros, no es para alarmar ni nada parecido a un alienado globalizado, es el comportamiento de una juventud con escala de valores disímiles que se advino con el siglo XXI, pero así como comparten esos temas, sería bueno también que compartieran o tan solo escucharan, lo que dijo el presidente Barack Obama en su tercer discurso anual sobre el estado de la nación a inicios del 2011, y que fue recogido por el suscrito en un artículo de opinión de fecha 11/02/11. “Hace 30 años, no podíamos saber que una cosa llamada Internet iba a desembocar en una revolución económica. Somos la nación de Edison y los Hnos.Wright, de Google y Facebook. En EE.UU la innovación no se limita a cambiar vidas. Es como nos ganamos la vida. Nuestro gobierno ha dado a los científicos de vanguardia y los inventores el apoyo que requerían. Eso fue lo que plantó las semillas del Internet. Eso fue lo que contribuyó a hacer cosas posibles como los chips informáticos y los GPS”. Este recurrente llamamiento de Obama, a la ciencia, tecnología e innovación se hizo en extremo notorio, ya que la palabra Internet fue mencionada entre seis y ocho veces, por lo que es perfectamente posible que este 2011, su gobierno navegue en aguas menos pantanosas a la de años anteriores pero igualmente movidas (El partido republicano y el Tea party en posición de la Cámara de Representantes), no sin antes reiterar a demócratas y republicanos.

“Lo que está en juego no son las próximas elecciones sino la posición de EE.UU, no como un lugar en el mapa sino como faro para el resto del mundo”: Ese el proyecto en el que el pueblo estadounidense quiere que trabajemos juntos”. A la luz de estos hechos, resulta evidente que ciencia, tecnología y política exterior han de ser el camino a recorrer por Barack Obama de aquí al 2012”. De cara a las elecciones presidenciales en Perú, urge que el tema de la educación sea priorizado en todos sus niveles en la agenda de quien sea elegido, pero sobre nuevos parámetros que sean la excelencia en la formación de nuevos profesionales: Educación, ciencia, tecnología e innovación. A nadie que viva en los EE.UU le sorprende que en los diversos concursos educativos que produce la televisión estadounidense, a nivel de High School (Primaria y Secundaria en América Latina) y Universidades, sean, en la mayoría de veces, ganados por jóvenes  de origen asiáticos y/ o hindúes. Luego de navegar por varios días en el Internet, este me proveyó importante información sobre este tema y sobre uno de sus mayores impulsores, el Señor Bill Gates, el creador de Microsoft, quien por alguna razón apuesta por invertir en educación tecnológica en India y en algunas zonas del Asia. Siendo uno de los mayores filántropos del mundo, ha destinado parte de su fortuna a financiar el documental “Waiting for Superman” donde se analiza la educación pública, como la clave para el progreso y desarrollo. Por considerarlo de interés, he optado por editar fragmentos de una entrevista que le concediera Bill Gates a Andrés Oppenhaimer, que confío no altere lo contenido, la misma que fue publicada en el Nuevo Herald de fecha 26/09/10:

El rezago educativo latinoamericano. “Preguntado Bill Gates sobre la convicción muy difundida en Latinoamérica de que la región tiene algunas de las mejores universidades y centros de investigación científica del mundo, el fundador de Microsoft me miró con cara de asombro. ¿De veras creen eso?, me preguntó. Si los latinoamericanos están satisfechos con sus sistemas de educación pública –tal como lo revelan las encuestas– la región está en problemas, señaló. El secreto del éxito educativo y tecnológico de países como China e India es la humildad, y cierta dosis de paranoia, me dijo Gates. En efecto, Latinoamérica podría beneficiarse de una pequeña dosis de paranoia constructiva respecto a la educación, ciencia, tecnología e innovación. Según una encuesta de Gallup y el Banco Inter-Americano de Desarrollo, los latinoamericanos están mucho más satisfechos con sus sistemas educativos que los estadounidenses, los alemanes o los japoneses, a pesar de que los países latinoamericanos figuran entre los últimos puestos en las pruebas estudiantiles y en los rankings internacionales de educación. Simultáneamente, cuando uno mira los resultados del test PISA de jóvenes de 15 años en todo el mundo, se encuentra con que mientras los estudiantes de Hong Kong, China, sacan un promedio de 550 puntos en matemáticas, los de Corea del Sur 542 puntos y los de Estados Unidos 483 puntos, los estudiantes de Brasil, México, Argentina, Chile y Perú sacan un promedio de 400 puntos, y en otros países de la región mucho menos.

En la educación superior y la investigación, las estadísticas son más preocupantes. •  No hay una sola universidad latinoamericana entre las 100 primeras instituciones de educación superior del mundo, según el “Ranking del Suplemento de Educación Superior del Times 2009-2010”. Un ranking similar de la Universidad Shanghai Jiao Tong de China, tampoco incluye a ninguna universidad latinoamericana entre las mejores 100, a pesar de que Brasil y México figuran entre las 13 economías más grandes del mundo. • De todas las inversiones en investigación y desarrollo en todo el mundo, menos del 2% se realizan en Latinoamérica, según el Observatorio Iberoamericano de Ciencia y Tecnología (RICYT). Comparativamente, casi el 30 % de las inversiones mundiales para investigación y desarrollo se realizan en países asiáticos, añade el informe. •  Mientras China invierte el 1.4 % de su PBI eninvestigación y desarrollo –la mayor parte proveniente del sector privado– Brasil invierte tan sólo el 0.9%, Argentina el 0.6%, México el 0.4 %, Colombia y Perú el 0.1% respectivamente. •  En materia de investigación, mientras un país asiático relativamente pequeño como Corea del Sur, que hace apenas cincuenta años era mucho más pobre que la mayoría de los países latinoamericanos, registra 80,000 patentes anuales en todo el mundo, Brasil sólo logra registrar 600 patentes por año, México unas 300 y, Argentina 80, según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. •  Sólo el 27% de los jóvenes latinoamericanos en edad universitaria están inscriptos en instituciones de educación superior, comparado con el 69 por ciento de sus pares de los países industrializados, según la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD). ¿Puede América Latina remontar este rezago? Por supuesto que sí, afirmó Bill Gates.

Durante la investigación que realicé en los últimos cinco años sobre la educación en el mundo, encontré ejemplos muy concretos que podrían mejorar rápidamente la calidad educativa en toda Latinoamérica, y también en Estados Unidos. Chile creó un fondo de 6,000 millones de dólares para otorgar 6,500 becas anuales a graduados universitarios para que hagan doctorados –casi todos en ciencias e ingeniería– en las mejores universidades de Estados Unidos y Europa. Uruguay se ha convertido en el primer país del mundo en darle una computadora laptop a cada niño en las escuelas públicas. En Brasil se ha generado un exitoso movimiento ciudadano que está impulsando mejoras en la calidad educativa. Los ejemplos esperanzadores abundan. Pero el primer paso debe ser acabar con eltriunfalismo –como el reflejado en la reciente declaración del presidente mexicano Felipe Calderón de que México es una “fortaleza” educativa –y, como decía Gates, ser más humildes. Sólo así, con una sana dosis de paranoia constructiva, como la de los asiáticos, podremos vencer la complacencia, crecer más y reducir más rápidamente la pobreza. En términos generales, la proliferación de universidades en Perú, 110 a nivel nacional,  40 en Lima y 70 en provincias, de las cuales 39 son públicas y 71 privadas y/o particulares, son las que otorgan títulos a nombre de la nación, las que se han convertido en fábricas productoras que han saturado el mercado de profesionales. Pocos son los afortunados que tienen trabajo presentando un titulo, ya que a la inmensa mayoría les es adverso y/o se desempeñan en labores ajenas al título obtenido. Ocultar el sol con la mano, es un imposible, al igual que la educación, por ello, exijamos al próximo inquilino de la casa de Pizarro, atienda urgente una real reforma de la educación que provea mejores profesores, estudiantes y profesionales que los hagan competitivos y capaces de sostener el tantas veces mentado crecimiento económico y desarrollo del Perú. Bill Gates sugiere: Mejorar la educación, es fundamental para la Economía

e/mail: jfgiraldo@pacc-stamfordct.org.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment