Perú: Los familiares de los presidentes constitucionales (parte 1).

Mar 20, 2012 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

Que los familiares de los presidentes tienen injerencia en los asuntos de gobierno o que otros cercanos se aprovechen del vínculo familiar para obtener ventajas o privilegios, no es ninguna novedad en nuestro país. Sin exagerar, podríamos decir que forman parte de nuestra idiosincrasia, de nuestra tradición presidencial, del folklore político y hasta del cuchicheo nacional, obviamente exacerbada por la prensa, en algunos casos justificados y en otras, pasadas del límite. Limites que lo establece la simpatía o repudio que pueda generar en la prensa, el presidente de turno.  Esta empatía mediática dependerá fundamentalmente del color de la camiseta que se ponga el presidente. Si se inclina hacia la derecha o la izquierda o si se posiciona al centro del espectro político, en cuyos casos, los medios de prensa afines, lo responsabilizaran y  escudriñaran  hasta el más mínimo detalle, hasta su exterminio, o lo exculparan brindándole el blindaje mejor adecuado para cada ocasión..

Esa frontera que no debiera ser cruzada familiarmente por estar constitucionalmente prohibida, es sin embargo traspasada con tanta frecuencia que se considera como un hecho normal. Total, son las esposas de los presidentes, y no pasa nada. En el Perú existen un aproximado de 74 diarios para satisfacer los gustos más exquisitos, de los cuales, 33 se distribuyen en Lima y Callao, del resto, 4 por cada ciudad, en Cuzco, Chiclayo y Tacna, 3 en Trujillo, Chimbote, Arequipa, Ica y Pucallpa, 2 en Ayacucho, Huancayo y Puno y 1 en Cajamarca y Piura. De todo como en botica y para contentar al más exigente. Al cabo, lo que finalmente importa es que los sectores socio/económicos de la población se mantengan motivados y con información relevante que comentar o chismosear, aun a riesgo de incurrir en el error. Para no irnos muy atrás, empezaremos esta nota remontándonos a los años 80. Recordemos a la Sra. Violeta Correa Miller de Belaunde (*) “quien permanece en la mente de muchos, como símbolo de dedicación responsable y comprometida con las poblaciones más necesitadas, con las poblaciones de menores recursos, con los mas excluidos, con la mujer más marginada, con la juventud tan postergada y con aquella infancia desamparada” (extraído del portal Acción Popular/Jóvenes en Acción en Arequipa). De profesión periodista fue cofundadora del partido político Acción Popular y una activa militante. Durante el régimen militar de Velasco Alvarado, contrajo matrimonio con el ex presidente constitucional Fernando Belaunde Terry, y fiel a sus convicciones y militancia se convirtió en su más estrecha colaboradora y consejera. Su aporte a la administración de Belaunde fue innegable, participando discretamente en muchas de las decisiones del ejecutivo. Su lema fue ¡Adelante! Nadine Heredia Alarcón estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima y tiene una Maestría en Sociología. Es además cofundadora y miembro del Partido Nacionalista del Perú (hoy llamado Gana Perú). Durante el régimen del Vladifujimorato contrajo matrimonio con Ollanta Humala Tasso, actual presidente constitucional del Perú. Es conocida por su habitual uso de las redes sociales y su peculiar forma de pronunciarse y comunicarse con la población. El Twitter.

Ahora bien, ¿Es posible que personas como las Señoras Violeta Correa y Nadine Heredia se les pueda requerir silencio o impedir opinar sobre determinados temas aunque estos no estén en el ámbito de su competencia? ¿Se puede pensar que estas dos señoras, bastante involucradas con la realidad nacional y siendo esposas de presidentes se limiten únicamente al cuidado de la casa o de los hijos? Basados en sus experiencias de vida, la respuesta probable sería un categórico NO. A ello, súmese el alto índice de adrenalina que las desborda. Es cierto, el pueblo no eligió al dueto (Ollanta/Nadine), como dice César Hildebrant, pero tampoco le dijo, mantenla callada, no le consultes, no le pidas opinión, no le pidas consejos, no viajes con el esposo. Es más, existe la percepción generalizada de que son una buena pareja presidencial, donde según parece, existe amor, respeto, comprensión y dialogo. Un nuevo estilo de vida de la pareja presidencial que ahora ocupa el Palacio de Gobierno.Pero así como existe el caso de estas dos señoras, carismáticas y con altos índices de aprobación, existen otras menos afortunadas. La Sra. Susana Higuchi Miyagawa, es Ingeniero de profesión. En 1974 contrajo matrimonio con Alberto Fujimori quien fue elegido presidente constitucional en las elecciones de 1990. En 1992 denunció públicamente  a familiares de su esposo (las hermanas Rosa y Juana Fujimori) por la venta de ropa donada por el Japón, y por el cual no tuvo apoyo presidencial. En 1994, se divorció de Alberto Fujimori al acusarlo de torturas que se habrían perpetrado en Palacio de Gobierno. Fue electa congresista de la República por el periodo 2001 al 2006 en representación del FIM, partido de oposición que jefaturó Fernando Olivera Vega, tenaz opositor de Alberto Fujimori.

Otro caso, es el de la Sra.Eliane Karp Fernenburg, de profesión antropóloga y economista. Trabajó para la ONU, UNICEF y PNUD. También laboró en el Banco Mundial en Washington, Banco Europeo de Inversiones en Medio Oriente y Banco Leumi en Israel. Se casó en 1972 con Alejandro Toledo, quien fue presidente constitucional en Julio del 2001. Siendo miembro del partido Perú Posible, realizó una activa campaña proselitista a favor de Toledo en las elecciones del 2000. Por ese entonces, Alberto Fujimori había presentado vía fax su renuncia irrevocable al cargo de presidente. Se caracterizó por sus sonadas declaraciones contra un sector de la sociedad a quienes calificaba de “pituquitos” y sus permanentes confrontaciones con la prensa, además de ser una ácida crítica de los partidos políticos tradicionales. Tuvo un conflictivo paso por el Banco Wiesse Sudameris, por lo que fue obligada a renunciar. En las pasadas elecciones presidenciales del 2011, el candidato Alejandro Toledo en declaraciones para RPP/Noticias, puntualizó, en un claro deslinde sobre la  participación de su esposa Eliane en la campaña electoral: “Ella es una profesional que ahora vive el trauma de vivir viajando entre Lima y  Washington donde dicta clases, además, ahora estará más ocupada porque dará una cátedra sobre José María Arguedas en la Universidad de Salamanca”. “Yo tomo las decisiones, mis colaboradores trabajan conmigo, el responsable soy yo, asumo activos y pasivos” Otro caso particular y distinto es el de la Sra. Pilar Nores Bodereau. De profesión economista, tiene una Maestría en Desarrollo Económico obtenida en Universidad San Martin de Porres. Se casó con el ex presidente Alan García Pérez de quien vive separada desde hace tres años aproximadamente. Durante la primera administración García (85/90) fue Primera Dama de la Nación. Fundó la ONG Fundación por los Niños del Perú.

Creó además el Programa de Asistencia Directa mediante los cuales se proporcionó alimentos diarios a miles de peruanos y se hicieron campañas de vacunación, lactancia y educación. Siendo nuevamente presidente por el periodo 2006/2011, Alan García Pérez decide disolver el 2006 el despacho de la Primera Dama de la Nación. La Sra. Nores, es presidenta de la ONG Instituto Trabajo y Familia que ejecuta exitosamente el Programa Sembrando. Es representante del Perú ante la ONU, cargo que desempeñará hasta Marzo del 2013. En entrevista para Caretas (edición 2183), a la pregunta ¿Cómo cree que se le recordará? ¡Ay, no sé ni siquiera si quiero que me recuerden! Nadie es monedita de oro para caerle bien a todos, pero sí quiero que quede claro que di lo mejor de mí en el sitio que me tocó y si a alguien molesté, o falté, o le hice sentir mal, le pido mis disculpas. Pero mi carácter es así. Soy enérgica. Mujer distinta y diferente, de impecable trayectoria por Palacio de Gobierno y de perfil bajo, pero de labor fructífera.

(*) La Señora Violeta Correa de Belaunde falleció el 1 de Junio del 2001. Fue enterrada en el Cementerio de Huachipa en las afueras de Lima. Un año después, Fernando Belaunde Terry, enfermó y murió, siendo enterrado junto a ella.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment