Ollanta Humala: A juzgar, fue peor el remedio que la enfermedad.

Jul 13, 2012 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

 Cuando el presidente Ollanta Humala, minutos después de las 8 de la noche del sábado 10 de Diciembre del 2011, juramentó al nuevo gabinete presidido por Oscar Valdés Dancuart en reemplazo de Salmon Lerner Ghitis, muchos se adelantaron a pronosticar que con la declaratoria del estado emergencia, la militarización de la zona en conflicto, el tema de Conga se resolvería en breve plazo. Han transcurrido siete meses, y lo que Conga trajo, Conga se lo lleva. Valdez accedió a la PCM por el tema de Conga y Valdés en el mes de Julio le dirá adiós a la PCM por el tema de Conga. Y estos son los resultados. No ha habido ningún avance significativo, por el contrario, estamos empantanados y con muertos que lamentar. Las nueve horas de infructuosa negociación entre los miembros de la Comisión de Alto Nivel presidida por Lerner con los representantes políticos y comunales de Cajamarca, no culminaron con la firma del acta de negociación y ante la negativa, el ejecutivo dispuso el cambio de Salomón Lerner por el de Oscar Valdés. De poco le valió desesperarse. Se precipitó la salida de Lerner, y con él, se apartó al único interlocutor válido del gobierno, que se ganó a pulso el respeto y la atención del conglomerado de la derecha como de la izquierda nacional. Son varias las veces en que me he preguntado, sino hubiera sido mejor esperar por algo más de nueve horas, porque el resultado de hoy, es que han pasado algo más de nueve horas, miles de de horas durante estos siete meses, y el remedio fue peor que la enfermedad. En un artículo de fecha 14/12/11 “Lerner Ghitis y Valdés Dancuart: Dos caras de la misma moneda” dije de Lerner, lo siguiente: A él le cupo asumir la PCM cuando las papas quemaban y el nivel de desconfianza aun primaba en la población y en el empresariado nacional y extranjero. Fue un incansable promotor del dialogo que permitió el acercamiento, aunque con temores, entre la clase política, laboral y empresarial con el gobierno. Asumió el encargo presidencial y lo desempeñó con mayores aciertos que desaciertos. Conformar un gabinete y consensuar acuerdos al interior del Consejo de Ministros entre gente claramente posicionada a la derecha y otra a la izquierda, no fue tarea fácil. Los 135 días al frente de la PCM lo recordaran como la persona que trato de conciliar, aunque infructuosamente, los compromisos de campaña de la primera vuelta con los de la hoja de ruta. Ollanta Humala, entre el voto duro y la hoja de ruta, se decidió por esta última y Lerner lo apoyo. Con el transcurrir de los días, conspicuos miembros de la izquierda tradicional que apoyaron la candidatura presidencial de Ollanta Humala y que tuvieron notoria presencia en la primera vuelta electoral, fueron presentando su renuncia a la PCM: Sinesio López, asesor, Isabel Coral, jefa de gabinete, María Israel La Rosa, comisión multisectorial sobre reparaciones colectivas y políticas de reconciliación nacional, Manuel Dammert Ego Aguirre y Carlos Tapia, asesores de la PCM. A ellas, se sumó, el vocero del partido nacionalista Gana Perù y ex ministro de la Mujer, Aida García Naranjo, para después seguirles los miembros de la bancada oficialista de Gana Perù: Javier Diez Canseco y Rosa Mávila. El rojo nacionalista de la campaña electoral, desapareció de la PCM, para darle paso al naranja, el color preferido de Valdés.

Cuando el 6 de Junio/2011 en entrevista con Radio Miami Internacional que dirige el prestigioso periodista Lic. Agustín Rangugni, se me preguntó sobre el futuro accionar del presidente Ollanta Humala, sostuve entre otras cosas lo siguiente: Que sugerí votar por Ollanta Humala basado en lo planteado en la hoja de ruta, un instrumento de campaña político (ocho páginas) que reemplazó en la segunda vuelta el plan de gobierno inicial de “Gana Perú”. Y dije además, que había entre 180 y 210 conflictos sociales heredados de gobiernos anteriores, que necesitaban ser atendidos por la administración Humala, por cuanto significaban una bomba de tiempo y que debían ser desactivados mediante antención oportuna y “in situ”, en caso lo merecieran. Una ley sobre consulta previa, podria ser un interesante inicio. La citada hoja de ruta establecía la transformación del país de forma gradual y persistente dentro del marco de un estado de derecho, en un claro deslinde con las políticas nacionalistas y estatistas que propugnaban cambios radicales, en cuanto propiciaba además, el respeto absoluto a la división de poderes y el irrestricto cumplimiento a los acuerdos y contratos firmados por el estado peruano y al tratamiento que se daría a la inversión nacional y extranjera, que son los que dan sostenibilidad al crecimiento y desarrollo del país. Sin embargo, no había que ser demasiado ingenuo para colegir, que aquella población y clase dirigencial que apoyó a Humala en primera vuelta, el llamado voto duro (31.699%) exigiría el fiel cumplimiento de las promesas de campaña, las que inevitablemente colisionarían con las prometidas en segunda vuelta, que son las que sedujeron al otro 19.753% de los electores y las que finalmente condujeron a Ollanta Humala a la Casa de Pizarro. Poco tardó en conocerse las serias discrepancias entre los miembros del oficialismo (Ollanta Humala: Entre el voto duro y la hoja de ruta, artículo de opinión de fecha 30/11/2011). Estando a puertas de cumplir un año de gobierno, el presidente Ollanta Humala, debiera reflexionar seriamente sobre lo que está ocurriendo al interior del país, ese interior del país que lo llevó a la primera y segunda vuelta y que se considera traicionado por promesas de campaña incumplidas. Hoy ese pueblo, se ha adueñado del discurso del Ollanta Humala de la primera vuelta, y lo han dejado encapsulado en su hoja de ruta, y lo que peor, sin operadores confiables. A mi entender, Lerner estuvo más cerca de encaminar el tema de Conga, pero la poca paciencia e intolerancia y la presión mediática, empujaron una decisión que no ha sabido ser la respuesta, para los que están a favor y/o en contra del proyecto Conga. De nada vale el peritaje internacional, si no tenemos hábiles operadores que sepan transmitir, lo bueno, lo malo y lo feo del EIA del proyecto Conga.

De nada valdrá la bien intencionada participación de Monseñor Miguel Cabrejos y del padre Gastón Garatea, si el ejecutivo insiste con Valdés al frente de la PCM. Se necesita otro Lerner para el tema de Conga y principalmente, que el presidente Ollanta Humala Tasso, el presidente de todos los peruanos, se acerque al pueblo de Cajamarca y converse con ellos, sobre las razones por las que optó por la hoja de ruta y del porque es bueno y conveniente para todos los peruanos, su aplicación. El estado de derecho, no siempre se recupera a la fuerza, no requiere de muertos. Hay que hacer docencia política entre aquellos que se resisten al dialogo y persisten en el monólogo con un único discurso, para dar paso a nuevas vías de entendimiento y dialogo. Y asi y solo así, encontrar el camino que restituya la credibilidad en los llamados del “Perú profundo” hacia sus autoridades de gobierno. La reacción del ejecutivo ante los conflictos sociales, sin bien es legal, por aquello del estado de emergencia y la suspensión de las garantías, tiende en ocasiones a ser ilegitima, por cuanto criminaliza en forma indiscriminada la protesta ciudadana, atropellando indebidamente a la persona. Debe haber mayor prudencia en el manejo de la cosa pública y el ejecutivo debe predicarla con el ejemplo, haciendo la diferencia con sus pares regionales. Muestra de tolerancia y dialogo, es lo que viene sucediendo al sur del país. El presidente regional del departamento de Moquegua y la transnacional Anglo American, lograron acuerdos viables para ambas partes, tras 18 meses de negociación. Anglo American, entregará mil millones de soles para la construcción de represas y otras obras de desarrollo para la región. Invertirá tres mil millones de dólares en el proyecto y no utilizará el agua destinada al agro y a la población. Al igual, el otro tema candente: El conflicto en Espinar (Cuzco), se encuentra mejor encaminado entre autoridades del gobierno central, el ministro del ambiente Manuel Pulgar Vidal, y las autoridades locales, el alcalde Oscar Mollohuanca Cruz, luego de 100 heridos y dos muertos que dejaron las protestas contra la minera Xstrata en el pasado mes de Mayo. El tema es fundamentalmente político y técnico, pero en las circunstancias de hoy, debe priorizarse lo político, aunque ello implique nuevamente convocar a operadores de formas “moderadas” del izquierdismo político nacional. Y aun cuando suene temerario, plantearse una tregua de doce meses o más que permitan en el camino elaborar un nueva estrategia de cómo tratar los conflictos sociales, y en paralelo, hacer obras publicas con apoyo del sector privado, que le devuelvan la confianza y credibilidad al gobierno y al empresariado, y así desgastar el discurso del presidente regional de Cajamarca y otros. Como decía la abuela: “Mi hijito, ver, para creer ”. Ahora, los invito a disfrutar de la excelente música afro/peruana interpretada por Gabriel Alegría y otros músicos peruanos, en una novísima versión del tema “Summertime”, Enjoy it ¡!!>

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

2 Comments

  1. anghel vega

    Yo creo que ollanta no fue tan malo, he visto el nombre Peru en lugares que no habia, la cocina, es mas hoy en dia se puede leer noticias de Peru en el primera plana del periodico el Pais, estamos progresando, tal vez sea por gracia de los propios peruanos, salvo por la familia presidencial, yo creo que esta bien.

  2. Willy LAVI

    Hola Phepe:
    Gracias a tus comentarios (largos) al final me voy enterando de la realidad de “Conga”.Se mueven las “fichas” no como ajedrez sino como damas “al gana pierde”.Ojala que todo culmine con alegria y bienestar para el Peru. Ojala que algun dia pueda ir a Cajamarca con o sin Conga para disfrutar de sus lindos paisajes.
    Un abrazo
    Willy Lavi “Charola”

Leave a Comment