JJOO London 2012: The good, the bad and ugly.

Aug 14, 2012 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

 Por los resultados te conoceremos, así reza una vieja expresión hispano/latina, cuando deseamos medir el avance de las personas y cosas. Hoy, 12 de agosto, día de la Clausura de los Juegos Olímpicos Londres 2012, el medallero coloca como líder indiscutible a los Estados Unidos de Norteamérica con 104 medallas, de las cuales 46 preseas son de oro, 29 de plata y 29 de bronce. Luego le siguen China con un total de 88, siendo 38 de oro, 27 de plata y 23 de bronce. A no dudar, el esfuerzo y sacrificio de la delegación china no ha sido suficiente para superar a los atletas estadounidenses. En un cuadro comparativo, los estadounidenses en la Olimpiadas de Pekín 2008, obtuvieron un total de 110 medallas frente a las 100 conseguidas por la delegación China. En ambos casos, la performance Londres 2012 ha estado por debajo de Pekín 2008. Después le siguen Gran Bretaña, el dueño de casa con 65 medallas, 29 de oro, 17 de plata y 19 de bronce, superando largamente las obtenidas en Pekín donde ganó 47 medallas.  Los otros siete países que completan los 10 primeros puestos, los ocupan Rusia con un total de 82 y 24 de oro, Corea del Sur con 28 y 13 de oro, Alemania con 44 y 11 de oro, Francia con 34 y 11 de oro, Italia con 28 y 8 de oro, Hungría con 17 y 8 de oro y Australia con 35 y 7 de oro. En lo que respecta a los países hispano/latinos mejor colocados, sobresalen Cuba en el puesto 16 con un total de 14 preseas y 5 de oro, España en el puesto 21 con un total de 17 y 3 de oro, Brasil en el puesto 22 con 17 medallas y 3 de oro, la sorprendente Colombia en el puesto 39 con 8 medallas y una presea de oro, superando la performance de Pekín 2008 donde únicamente consiguió 2 medallas, en el puesto 39 se ubica México con 7 medallas y una de oro, y Argentina en el puesto 42 con 4 medallas y una de oro. Para destacar, una inusual, brillante y sorprendente Inauguración y Clausura de los Juegos Olímpicos Londres 2012, que deslumbró a los miles de asistentes y millones de televidentes. Gran Bretaña superó anteriores Olimpiadas con holgura, y de paso aprovechó la ocasión para promoverse en todo el planeta, haciendo derroche de creatividad, belleza y tecnología, donde no se escatimaron recursos.

El Reino Unido, botó la casa por la ventana. Volviendo al tema de las competencias, tras un comienzo dubitativo en los 400 estilos y los 200 mariposa, Michael Phelps acabó adueñándose de cuatro preseas de oro para convertirse con 18 de oro de un total de 22 medallas, en el hombre más laureado del olimpismo. La extraordinaria performance de Phelps aunada a la de dos jóvenes mujeres, Missy Franklin y Katie Ledecky repuntaron el medallero de oro de los EE.UU. Al cabo, Estados Unidos recuperó la supremacía con 16 oros de un total de 30. China fue segunda con cinco de oro de un total de 10. Dos anécdotas para mencionar: 1.- Cuando Phelps concluyó el último entrenamiento de su dilatada aventura deportiva, antes de disputar la final  de los 4×100 metros estilos, se dirigió a su entrenador, Bob Bowman, sin quitarse las gafas. “Toda mi vida intenté ser como Michael Jordan”, le dijo desde el agua. “Él se convirtió en el mejor baloncestista que ha habido y yo me he convertido en el mejor nadador de todos los tiempos. Lo hemos hecho juntos. Gracias”, añadió. “Yo pude esconder las lágrimas detrás de las gafas”, confesó Phelps una vez concluida su última carrera triunfal, pero a Bob “le chorreaban por la cara”. 2.- Algo que asombraba a los nadadores occidentales, acostumbrados a la asistencia del técnico en los momentos previos a la competencia, es que a Ye Shiwen, la gran estrella del gigante asiático, no le tomaba los tiempos ningún preparador. Quien controlaba sus series en el calentamiento, cronómetro en mano, era otra adolescente, otra nadadora, que la seguía desde el borde de la piscina con el gorro de látex sobre las orejas al modo que solo lo hacen los chinos. Ye Shiwen tiene 16 años. Su aparición en las primeras jornadas, su oro en los 200 metros estilos y su récord mundial en los 400 nadando los últimos 100 más rápido que Johnny Weissmüller, “El Tarzán de las películas”. Cuando ganó el oro en los 200 metros libre, Shiwen fue conducida a la sala de conferencias y sometida a un interrogatorio en compañía de la medallista de bronce, la estadounidense Caitlin Leverenz. ¿Qué opina de las increíbles marcas de Ye Shiwen?, preguntaron a Levrenz ¿Es posible conseguir esto solo con entrenamiento?, Shiwen observó el interrogatorio sin pestañear, impertérrita. Cuando las preguntas se dirigieron hacia ella, se mostró fría y lacónica ¿Cuántas horas se entrena? Dos y media por la mañana y dos y media por la tarde, replicó ¿Le obligó a nadar su Gobierno? Me eligieron por mis grandes manos, respondió, ¿Se dopa? Responda sí o no, Su respuesta, fue un rotundo y categórico ¡No! Ye Shiwen no fue la única china que deslumbró, su compatriota Sun Yang inscribió su nombre con su plusmarca en los 1.500 metros libre.

De otro lado, el equipo jamaiquino integrado por Nesta Carter, Michael Frater, Yohan Blake y Usain Bolt consiguieron la presea de oro en la posta de los 400 x 100 metros, con un nuevo record mundial al cronometrar 36.85. Usain Bolt, el relámpago, el rayo, la bala, el misil, confirmó ser el más veloz del mundo a su 25 años de edad, y con esta tercera victoria, es el primer triple de la velocidad olímpica, al haber obtenido las previas, en los 100 y 200 metros. David Rudisha, por su parte, confirmó en una sola carrera que es el mejor semifondista de la actualidad, gracias a su victoria en los 800 m y, sobre todo, a su récord del mundo en 1:40.91. En vela, el británico Ben Ainslie ha logrado su cuarto oro, igualando así al legendario Pol Elvstrom. El francés, Teddy Riner ganó el oro olímpico en la categoría de +100 kg de judo, tras haberse proclamado cinco veces campeón del mundo. Y con tan solo 23 años. Por el contrario, muchas fueron las decepciones de quienes acudían a Londres premunidos de grandes pergaminos. Por ser la lista muy larga, he optado por mencionar algunos, a la espera de reivindicaciones en Brasil 2016. Entre ellos, La Shawn Merrit (EE.UU), Kenenisa Bekele (Etiopia), Yelena Isinbayeva (Rusia), Britta Steffen y Paul Biedermann (Alemania), y un curioso caso protagonizado por ocho competidoras de Bádminton, entre ellas, las campeonas del mundo, las chinas Yu Yang y Wang Xiaoli, que fueron descalificadas al acordar arreglar varios resultados para tener un rival considerado inferior en los cuartos de final.  Otra sorpresa, fue la derrota del suizo Roger Federer quien con un récord de 17 títulos Grand Slam, perdió en la final ante el británico Andy Murray, apenas a un mes de su categórica victoria en la misma cancha y ante el mismo rival, en la final de Wimbledon.

A decir de los chamanes, esta pareciera ser una maldición olímpica para el número uno del tenis. Así, Federer se quedó sin el único gran título que le falta ganar en su brillante carrera. Y mientras nos apenábamos con este resultado, regresaron a nuestra memoria las escenas del partidazo que por las semifinales nos brindaron Martin del Potro y Roger Federer.  El crédito argentino Martin del Potro obtuvo la medalla de bronce luego de 4 horas y 26 minutos de juego. El marcador, 6-3,6-7(5) ,17-19. De igual modo, Brasil el anfitrión de la Olimpiadas 2014, perdió 2-1 ante México, y con ello, la oportunidad de obtener su primera medalla oro en los Juegos Olímpicos. En natación, Australia se quedó sin un oro en las pruebas individuales por primera vez desde Montreal 1976 y Alemania no ganó ni una medalla por primera vez desde Los Ángeles 1932. En unos Juegos en los que obtuvo los mejores rendimientos de su historia, Gran Bretaña no consiguió aproximarse a la previsión de siete medallas en natación. Dos bronces y una plata saben a fracaso tras invertir 30 millones de euros. Después de todo, los cables nos informan que los Juegos Olímpicos Londres 2012, han arrojado una utilidad promedio de veinte mil millones de dólares para Gran Bretaña ¡Provecho!.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment