Newtown, Connecticut, USA .- Reflexiones, mas allá de la segunda enmienda.

Jan 7, 2013 by

Por: José  “Phepe” Giraldo Abarca.

 

Muchas de las personas que tenemos procedencia hispano/latina pero que residimos en los Estados Unidos de Norteamérica, nos hemos preguntado en más de una oportunidad ¿Que desgracia mayor tiene que suceder para que las autoridades inicien el debate legislativo sobre la posesión de armas de fuego?  A no dudar, este es un tema sumamente difícil y complejo de resolver, con una serie de aristas que requieren ser finamente desentrañadas y que además tiene el amparo constitucional que la segunda enmienda garantiza. Tener como férreo opositor a la todopoderosa Asociación Nacional del Rifle no ha de ser una tarea fácil, más aun cuando esta, apoya económicamente las campañas electorales de demócratas y republicanos a la Presidencia, al Congreso Federal y Estatal. Para muestra, el viernes 21 de Diciembre 2012, Wayne La Pierre, vice presidente ejecutivo de la NRA (asociación nacional del rifle por sus siglas en ingles), sostuvo en una conferencia de prensa en Washington en la que no admitieron preguntas, “los bancos, edificios federales, los congresistas, los estadios, y demás sitios públicos tienen protección de agentes armados, pero no las escuelas”. “Eso debe cambiar”. La recomendación de que las escuelas sean protegidas adquiriendo armas de fuego para el personal que labora en ellas, y ser empleadas para repeler los ataques armados de gente desquiciada, es francamente aterrador.

newtown 3

Esta “brillante sugerencia” del director ejecutivo de la Asociación Nacional del Rifle, no amerita mayor comentario. Son muchos los actos sangrientos con empleo de armas de fuego de fácil acceso protagonizados por personas con evidentes estados de desequilibrio emocional y mental. Como ha sido el caso desde hace décadas, la ATF, la agencia federal encargada de hacer cumplir las leyes de armas y la regulación de la industria de las armas, se ve atrapado en el fuego cruzado. Los oficiales de policía dicen que, en teoría, la ATF podría tener un papel principal en el establecimiento de una agenda nacional para la reducción de la delincuencia armada, objetivo que se ha ganado una urgencia renovada con la masacre de la escuela en Newtown, Connecticut Pero se ve obstaculizada, dicen, por las leyes con motivaciones políticas que hacen que su trabajo sea duro de realizar y por la ferocidad del debate sobre la regulación de  armas de fuego. A ellos, debe sumarse la proliferación y venta indiscriminada de videojuegos que inducen a la violencia y que son causa probada de perturbación en los jóvenes. No está de más recordar que estos temas tienen un gran arraigo en la cultura estadounidense. A mediados del mes de Diciembre del 2012, un desquiciado muchacho de escasos 20 años, enlutó al pueblo de Newtown, Connecticut y a toda la comunidad estadounidense, provocando la muerte de 27 personas, entre ellas, su madre, seis personas adultas y lo inconcebible, la muerte de 20 niños de entre seis y siete años de edad. El presidente Obama visiblemente conmovido, ha urgido por tratar el tema una vez iniciado su segundo mandato, luego de haberlo evitado políticamente durante cuatro años.

newtown 6

Se comprometió a reiniciar un debate nacional acerca de su papel en la sociedad estadounidense, la necesidad de un mejor acceso a los servicios de salud mental y al impacto de las imágenes violentas. “Esta vez, las palabras deben llevar a la acción”, dijo Barack Obama. “Voy a usar todos los poderes de esta oficina para ayudar a hacer avanzar la labor encaminada a prevenir más tragedias como ésta”. En una aparición en la sala de prensa de la Casa Blanca, el presidente Obama dijo que se había dirigido el vicepresidente Joseph R. Biden para que encabezara un esfuerzo interinstitucional junto con funcionarios de los departamentos de Servicios de Justicia, Seguridad Nacional, Educación y Salud y Servicios Humanos, para desarrollar lo que la Casa Blanca dijo que sería un enfoque multifacético para prevenir fusilamientos masivos como el de Newtown, Connecticut. En paralelo, las autoridades del estado de Connecticut se han pronunciado al respecto, condenando este execrable acto. Entre ellos, el senador Richard Blumenthal quien nos invitó mediante e/mail, visitáramos su página web. En ella, dice entre otras cosas lo siguiente: “Después de ese día, he visitado Newtown muchas veces. He asistido  a reuniones de la junta local de educación con los funcionarios de la ciudad, estatales y federales. He participado de los servicios religiosos, funerales y actos conmemorativos, incluyendo una vigilia acompañado por el presidente Obama. Hablé con la policía, bomberos, profesores y líderes de Newtown. Observé los actos de bondad y cariño de grandes y pequeños, mostrando su  solidaridad. Una y otra vez, la gente de Newtown, Connecticut, me suplicó: Por favor, haga algo sobre la violencia armada. De hecho, Newtown ha llevado a la reflexión nacional y una llamada a la acción en todo Estados Unidos. Es el momento adecuado para hacer lo que podemos hacer para prevenir futuras tragedias. Insto a todas las personas que comparten este punto de vista – que necesitamos un cambio real para que Estados Unidos sea más seguro – para hacer oír su voz.

newtown 1

Voy a trabajar para mantener la fe en la comunidad de Newtown y encontrar una solución a esta crisis que hunde sus raíces en el sentido común. Voy a trabajar con el Presidente Obama y mis colegas en el Senado, sin importar el partido, y con cualquier organización que esté dispuesta a participar en un debate reflexivo y constructivo sobre las medidas que debemos tomar. Aquí hay algunos pasos necesarios: 1.-Tenemos que hacer algo para prohibir efectivamente las armas de fuego y la capacidad de recarga inmediata. 2.- Tenemos que mejorar la prevención de los enfermos mentales y que los criminales tengan acceso a armas de fuego. 3.- Tenemos que acabar con aquellos vacios legales que permiten que un 40 por ciento de todas las ventas de armas sean realizadas sin la previa verificación de antecedentes. No existe una solución única y sencilla, pero nuestra nación nos exige que debamos hacer algo para detener la propagación de la violencia armada. Sé que hay algunos que dicen que no podemos hacer nada sobre el problema de la violencia armada, que nos limitaremos a seguir retorciendo nuestras manos después de cada masacre, pero nunca actuar. Y sin embargo, a veces ocurren eventos que horrorizan a nuestro país y a nuestros conciudadanos, que cambian la naturaleza de la discusión. Cambian el terreno político bajo nosotros. Se trata de un “cambio tectónico”. Y creo que la matanza de estos inocentes niños y sus maestros en Newtown es exactamente tal evento. Este es nuestro momento y nosotros somos el pueblo para hacerlo. Y con tu ayuda, podemos y lo haremos”. He recogido los pronunciamientos de dos personajes que tienen el empoderamiento y el deber impostergable, político social y humano de llamar a la reflexión y plantear medidas que permitan aperturar el debate legislativo sobre la posesión de armas, aun cuando esta implique, la modificación constitucional de la segunda enmienda. Ahora los dejo con Sting y su interpretación del tema “Shape of my heart”, el soundtrack de la película “León” (1994) protagonizada por Jean Reno y Natalie Portman interpretando a Matilda, una niña de 14 años.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

2 Comments

  1. Que nunca mas se repita el crimen de esa escuela elemental de Newstown. Mas seguridad para las escuelas y aunque parezca antipedagogico instalar equipos de revision y detector de metales. No queda otra opcion independientemente a la seguridad policiaca en cada plantel. Y respetada la II Enmienda establecer un control de entrega de armas no de guerra a los ciudadanos para su seguridad y proteccion personal..

  2. Hector Hugo

    Creo que sobre la Constitución y las Enmiendas está la Vida Humana.
    No hay que tener tres dedos de frente para dar libertad que armas mortíferas extremadamente letales estén en manos de civiles en tiempos de paz. Creo que se debería -cuanto antes- implementar un control minucioso de estas armas y limitar su uso.

Leave a Comment