Tarapoto, Moyobamba/Perú: Lugares dignos de conocerse.

May 1, 2013 by

Por: Héctor Hugo Neyra Cárdenas..

El 17 de Setiembre del 2012 inauguramos en este blog, una nueva categoría, “Friends Forever”, un espacio dedicado a mis amigos de siempre que tienen la inquietud de escribir sobre lo que les acontece y a quienes he invitado a participar. En ella, se expresan semblanzas, experiencias de vida y otras “cositas”. La arquitecto María Angélica ”Queca” Nomberto Lam, fue nuestra primera invitada, una amiga de muy larga data, una amiga del barrio, una amiga de Balconcillo. Chachapoyas/Perú: Un lugar digno de conocerse. Hoy, 1 de Mayo “Día del trabajador” otro amigo del barrio y además compañero de aula y promoción en la GUE.”Melitón Carvajal” nos dice presente. Héctor Hugo Neyra Cárdenas, un incansable viajero por los caminos del llamado “Perú profundo”. Antes de continuar, permitanme hacer un breve paréntesis para presentarles otro viejo y leal amigo del barrio, el entrañable Willy “Charola” Lavi Alva. Debo decirles que después de mucho ajetreo, finalmente pude bajar las fotos enviadas por Héctor Hugo. De ellas, seleccione  la foto  en la que aparecen estos dos especímenes: Con todo cariño:  Willy & Hector. Retomando el tema, he aquí, de la pluma de Héctor Hugo,  su experiencia de vida por el interior del país.

willy & hector

 Tarapoto: Vía aérea se llega desde Lima a Tarapoto en una hora y minutos aprox. Luego de instalarnos en el hotel, recorrimos la ciudad y visitamos uno de sus principales atractivos, las Cataratas de Ahuashiyacu. Deslumbrados por la belleza de la naturaleza,  decidimos efectuar un breve paseo por la ciudad para luego almorzar al pie de la catarata en un restaurant típico. La atención fue en extremo amable, degustamos los más exquisitos platos lugareños  y exóticas bebidas naturales. La llamada “Ciudad de las Palmeras” es un pujante emporio de la Región San Martín. Es el “ombligo” de la selva ya que está estratégicamente ubicada y tiene conexión aérea, terrestre y fluvial (rio Huallaga y afluentes) con los pueblos de la selva y ceja de selva peruana. Tarapoto tiene muchos lugares interesantes y posee una buena infraestructura dotada de modernidad para albergar y atender a los turistas más exigentes. Con Esperanza (*) visitamos Moyobamba, Rioja y Lamas, utilizando la carretera Fernando Belaunde Terry (antes carretera La Marginal de la Selva). Con mucho pesar, dejamos de visitar por razones de tiempo, las ciudades de Juanjuí, Saposoa y Tocache. De regreso, hicimos una parada en el distrito El Sauce que se encuentra a dos horas de Tarapoto cruzando el rio Huallaga, en Timarán (embarcación fluvial). Nos hospedamos en un hostal de la Laguna Azul, un lugar de ensueño donde permanecimos dos días disfrutando paseos en bote y a caballo. La culinaria local es variada y de excelente presentación. El menú y la carta del día son preparados a base de pescados de rio. Las aguas de la Laguna, reflejan un imponente cielo azul que le da nombre al lago. Los pobladores son gente muy sencilla y amable que en todo momento, nos brindó un trato cordial haciéndonos sentir como si estuviéramos en casa.

cataratas

Moyobamba. – Denominada la “Ciudad de las Orquídeas” está cercana al rio Mayo. Se llega desde Tarapoto por carretera en un recorrido de unas dos horas. Goza de una buena infraestructura hotelera y variados restaurantes “para todo bolsillo”. La ciudad tiene varios miradores desde donde se aprecian los bellos paisajes que ofrece Moyobamba, desde allí pudimos distinguir, la Punta de San Juan, Punta de Tahuisco, Punta Done, Punta de Huastilla y Punta Fachín. Todas son accesibles en mototaxi (vehículos de transporte rápido muy comunes en la región) son lugares de descanso y sosiego donde las familias acuden a almorzar para alejarse del mundanal ruido. Recuerdo con especial cariño, el 24 de junio, porque nos levantamos a las 4 de la madrugada para observar el tradicional “Baile de Pandilla” donde todos los pobladores de de la ciudad de Moyobamba acuden a danzar por las calles honor a su santo Patrón, San Juan Bautista. El “baile de pandilla” se realiza a los compases de bombos, platillos, tambores y flautas alrededor de la Plaza de Armas especialmente adornada con palmeras cargadas de regalos y banderas (denominadas humishas). Para darle el típico colorido, toda la ciudad es alumbrada con antorchas portadas por alegres danzantes que representan a instituciones, clubes y barrios. Pasadas las horas y llegado el amanecer, los danzantes se dirigen hasta las orillas del rio Mayo o hasta las instalaciones de los baños termales de San Mateo, que se encuentran a unos diez minutos del centro de la ciudad. Este “baño bendito” según la tradición y la fé, se dá porque en esta fecha San Juan Bautista bendice las aguas, y quien se baña en ellas tendrá felicidad y salud durante un año.

baile de la pandilla

Por ello, es común en todos los ríos de la selva, ver a  la población tomando baños en familia o con amigos, compartiendo el famoso “Juane” (plato típico de la región selva), cuyos ingredientes son: arroz, huevos, aceitunas, sacha, culantro y presas de gallina de corral, envuelto en hojas de bijao, que le dan su sabor característico. El  “Juane” se asemeja a una cabeza humana, y se dice que es recordando la cabeza del santo patrono que fue decapitado en tiempos de Herodes Antipas. Allí, en las playas, a orillas de los ríos, se arman las celebraciones de la principal festividad de la selva peruana amenizada por la más variada música y rociada de diversas bebidas, en un ambiente a la usanza de nuestros queridos “charapas”. Para completar nuestro recorrido, al día siguiente decidimos visitar las cataratas de Lahuarpía y Paccha a unos 40 minutos de Moyobamba, caminando durante una a dos horas por la carretera. Al final de la caminata, un chapuzón en el rio y unas bonitas fotos hacen que valga la pena el esfuerzo. Posteriormente visitamos el Albergue Tingana donde compartimos con una familia lugareña, su casa y sus costumbres durante un día y una noche. Estuvimos en medio de la selva, denominada “anfibia”, porque en época de invierno, el lugar es inundado parcialmente por la crecida del rio Mayo. Esta fue una experiencia muy gratificante, por lo que la recomendamos. Fuimos la única pareja que compartió las instalaciones y disfrutó del recorrido por el afluente del rio Mayo en una típica “piragua” (nave fluvial). En el recorrido, observamos monos, aves silvestres, tortugas y hasta un pequeño caimán en su hábitat natural. No se los pueden perder. Al cabo de dos horas de salir del Albergue Tingana a bordo de un bote a motor en el Rio Mayo, llegamos al puerto de Yantaló. De allí en mototaxi a Moyobamba por una hora, donde visitamos el Recreo El Milán, lugar cercano a los baños de San Mateo. Este recreo, ubicado a orillas de varias lagunas artificiales, posee bungalows con todas las comodidades. Disfrutamos de la comida de un excelente restaurant con platos típicos y criollos rociados con bebidas heladas. Desde sus instalaciones se aprecia el Monte Calzada, una formación en roca de 600 metros que es visible desde Rioja hasta Moyobamba. Luego de este hermoso viaje turístico, y satisfechos con estos siete días en la región San Martín, tomamos nuestro avión de regreso a Lima, prometiendo volver el próximo año a completar el recorrido. Las fotos son una cortesía de Google/Imágenes y el vídeo es toda una contribución de Héctor Hugo Neyra Cárdenas. Edición  José “Phepe” Giraldo Abarca.

(*) Esposa de Héctor Hugo Neyra Cárdenas.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

3 Comments

  1. Willy LAVI

    Excelente paseo por la Selva Peruana,da ganas de darse una “vueltesita” por Moyobamba y sus alrededores.
    Un abrazo
    Willy “Charola”

  2. Hector Hugo

    Un honor poner un granito de arena para hacer conocer uno de nuestros destinos turísticos: Tarapoto, en el departamento de San Martín.
    Pero, una cosa es con guitarra, y otra con cajón.
    Las palabras y las imagenes no reflejan estos lugares de ensueño, el trato con la gente, el probar sus ricas comidas, el disfrutar del ruido y la quietud en medio de la selva, el recorrer sus rios y lagunas y el respirar su aire, no se compara con nada. Para eso hay que venir a visitarlos….como se dice, “en vivo y en directo”.
    Ya están invitados.

  3. Heéctor Hugo y Willy.- Me hago eco de los comentarios de Héctor. Las palabras y las imágenes no reflejan el caudal de vivencias que experimentamos quienes pisamos esas tierras. No solo son los lugares de belleza indescriptible, lo son mas, su gente, su comida y el lento progreso y desarrollo que a cuentagotas empieza a llegar a ese otro Perú,olvidado y marginado. Ahora es el turno de Willy y hablarnos del Tio Sam “The good, the bad and ugly”.
    Un abrazo a los dos y nos vemos pronto. See you soon.
    Phepe..

Leave a Comment