Importa más los EE.UU. que los intereses de quienes están detrás del Tea party 2009?

Oct 4, 2013 by

Por: José ‘Phepe” Giraldo Abarca.

Inconcebible, pero cierto. Cuatro días consecutivos sin visos de solución al cierre parcial de la administración federal, y peor aún, a tan solo trece del 17 de octubre/2013. Si ese día el Congreso estadounidense acuerda no elevar el techo de la deuda de 16,7 billones de dólares, EE.UU estaría obligado a declarar la suspensión de sus pagos. Otra vez la misma  incertidumbre del pasado reciente, empezará a revivirse. Angustia, ansiedad y chantajes son los que persiguen a la administración del presidente Barack Obama, desde que este aprobara en Febrero del 2009,  un paquete de estimulo fiscal por US$ 787,000 millones de dólares (quiebre del emblemático Lehman Brothers), además de impulsar su reforma sanitaria.

recesionSin embargo, esta trascendental pero impopular decisión presidencial en momentos en que EE.UU experimentada una aguda recesión, fue aprovechada por el ala ultraconservadora del partido republicano, para dar nacimiento al Tea party 2009, un movimiento de extrema derecha de tendencia radical que se posicionó de la Cámara de Representantes en la elecciones “midterms” del 2010. Fue a partir de allí, que la vida cambió para la administración Obama. El Tea party 2009 se apropió del partido republicano y con ello trajo, la intransigencia y un permanente deseo no encubierto, el derrocamiento de Barack Obama, pese a ser reelecto presidente de los EE.UU. Años de esfuerzo y sacrificio luego de la recesión del 2008, estarían tirándose al tacho. El débil e incipiente recupero de la economía estadounidense y de la europea, estarían nuevamente en riesgo, pero esta vez, con resultados devastadores. Hoy, como consecuencia de todo lo anterior, Estados Unidos enfrenta una severa crisis política, empujada por la doble negativa de la Cámara de representantes de mayoría republicana, de otorgarle al gobierno, primeramente, la extensión del presupuesto para el inicio del año fiscal y el 17 de Octubre la elevación del techo de la deuda. Como respuesta a la primera negativa, el gobierno se ha visto obligado a cerrar parte importante de sus organismos de administración, como los parques nacionales, museos, zoológicos, la estatua de la libertad, el departamento de otorgamiento de pasaportes y visas y otras dependencias. Esta inesperada decisión se produce luego de 17 años, cuando al igual, los republicanos ejecutaron idéntica maniobra contra el presidente Bill Clinton.

tea partyEsta anómala situación estaría afectando a un promedio de 800,000 empleados. Y la segunda y más temeraria amenaza de los republicanos al interior de la Cámara de representantes, la provocaría su anticipada negativa a elevar el techo de la deuda. Solo para poner en contexto, cabria recordar que en el año 1996 se produjo un cierre similar de la administración, lo que fue considerado un fracaso que ocasionó la caída de Newt Gingrich, por aquel entonces, líder indiscutible del partido republicano en la Cámara de representantes. Lo que está claro conforme transcurren los días, es el terco comportamiento del líder republicano y presidente de la Cámara de representantes, John Boehner, quien se niega a someter a votación una ley que permita extender el presupuesto, ampliar el techo de la deuda, permitir la reapertura de los servicios públicos, todos ellos sin condicionamientos. La razón de este empecinamiento, es el inocultable temor al Tea party 2009, cuyo enfermizo fanatismo está empujando a líderes moderados del partido republicano, a tomar distancia de tan extremas medidas. No importa que en la Cámara de representantes se obtengan ahora, los votos necesarios de republicanos moderados y demócratas para sacar adelante la ley. Todo, menos enfrentar la ira del Tea party 2009. Maniatados y sin capacidad de reacción.

boehnerNo importa el descrédito ni el descalabro al que pueda ser sometido los EE.UU. Primero el Tea party 2009 y después lo que siga. Para mejor comprender el sometimiento de John Boehner al Tea party 2009, este ha permitido que se vote  43 veces contra la reforma sanitaria impulsada por el presidente Barack Obama. Tampoco importa que la reforma sanitaria haya sido sancionada constitucional por la Corte Suprema de los EE.UU. Terror, pánico es lo único que muestra el Tea party 2009 ante su falta de argumentos, sin embargo, poco importan ante quienes financian sus campañas políticas. Las primarias del próximo año para la renovación de las cámaras y la visible y bulliciosa participación de los activistas del Tea party 2009 han secuestrado toda iniciativa legislativa que tenga como propósito dar luz verde a las propuestas de la Casa Blanca. Tampoco importa que un 70 % de la población estadounidense, según varias encuestas, se opongan ahora al cierre de la administración que acabar con la reforma sanitaria. En última instancia, apelemos al sentido común de quienes son ejemplo de tolerancia y de conducción política al interior del partido republicano. Es el momento de definir posiciones, de deslindar responsabilidades. ¿Importa más los EE.UU que los intereses de quienes están detrás del Tea party 2009? Ahora los dejo con la excelente voz de Anita Baker y un clásico: Sweet Love. Enjoy it!

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment