Don Oscar Guillermo Avilés Arcos: Orgullo del Perú.

Apr 8, 2014 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

 Don Oscar Guillermo Avilés Arcos, la primera guitarra del Perú, nació el 24 de Marzo de 1924 en el Callao y vivió gran parte de su vida en el distrito de Breña. Cuando tenía 10 años, su abuelita, la Sra. Carmela Alvân, le obsequió el mejor regalo de su vida, una guitarra. Desde ese día su vida cambió: “Nunca más volvió a ser la misma”. En 1987  fue reconocido por la OEA como patrimonio Musical de América. “Esa es mi mayor satisfacción’, habría dicho con mucho orgullo. Cuenta, que cuando tenía 13 años, su papá le dijo que no quería que tocara guitarra, que primero fueran los estudios., hasta que un día su mamá lo encontró tocando dentro del ropero. Eso hizo reaccionar a mi padre. Un año después, me inscribió en el Conservatorio Nacional de Música y contrató al profesor Isidoro Purizaga para que me diera clases particulares. Ese día, fue el más feliz de mi vida. No sé qué hubiera sido de mí si no hubiese tocado guitarra. Logré algo que mi padre me dijo una vez. “Te voy a dejar tocar, pero con una condición, no te adocenes”. Él no quería que sea uno más de la docena, quería que sea el primero y lo cumplí. Cuando me inicié era pantalón corto, fui bohemio, armaba jaranas, pero… quién no lo ha sido. Yo estoy feliz y agradecido con mi patria y con el público peruano que recibe con gratitud y respeto las cosas que hice para la música peruana. A los 15 años, el administrador de la radio Goycochea me llamó para proponerme trabajar acompañando al famoso dúo “La limeñita y Ascoy”. Cuando me acuerdo de ese día siento algo indescriptible. Ese fue mi primer trabajo pagado y fue también la primera vez que vi a Jesús Vásquez. Ahí la conocí. Me han pasado tantas cosas lindas, como la décima que escribió para mí Juan Urcariegui: “A los 10 años de edad, pulsa un niño la guitarra, con talento, arte, garra y con mucha habilidad, su manera de tocar gusta y convence a la vez. Si algunos años después, alguien pregunta quién toca, y le responden mil bocas toca Oscar Avilés”. Eso describe parte de mi vida y me emociona. Fuimos al mundial en México (1970). También acompañamos a la selección a Buenos Aires (1978). Pasamos momentos muy lindos, a los jugadores les cantábamos temas de Felipe Pinglo. Hacía todo lo que estaba a mi alcance para que nuestro país salga adelante. Amo al Perú, por eso digo siempre que en mi vida, primero está Dios, luego mi patria y mi familia. En 1942 me nombraron Primera Guitarra del Perú y esa distinción fue muy importante para mí. Por la música conocí a muchas personas, en Lima conocí a un príncipe de Suecia, que cuando se hizo rey me contrató para presentarme en su país.

pinglo

Todo lo que enaltece al Perú me hace feliz. Todos los que hacen música peruana merecen ser destacados. Felipe Pinglo y la señora Chabuca Granda fueron grandes. Con Los Morochucos estuvo desde  1947 hasta 1952, año en el que fundó la primera Escuela de Guitarra de estilo criollo, la cual mantuvo sus puertas abiertas hasta 1967.Todos los temas de Felipe me encantan. “El Plebeyo” es mi favorito. “Mi sangre aunque plebeya, también tiñe de rojo el alma en que se anida mi incomparable amor. Ella de noble cuna y yo humilde plebeyo, no es distinta la sangre ni es otro el corazón…”. Avilés tiene una guitarra en cada ambiente de su casa. “Llegué a tener hasta 18”, comenta. Chabuca fue una grande y el ‘Zambo’ fue como mi hermano. Hemos viajado juntos varias veces, hemos hecho giras por diferentes países, en Estados Unidos hacíamos llorar a la gente con el tema de Augusto Polo Campos “Y se llama Perú”. Nosotros hicimos popular el tema de Polo. Habría que ser foráneo para hablar del Perú y no mencionar a Oscar Avilés. Habría que ser insensible y no amar lo nuestro para no emocionarnos al escucharlo tocar guitarra. Es imposible conocer su talento y no aplaudirlo. Es imposible saber que es peruano y no sentirse orgulloso de ello. Estos son extractos de una entrevista que ofreciera el maestro Oscar Avilés a la periodista Sonia del Águila T. publicada en el Diario “El Comercio” el miércoles 27 de Julio del 2011. He recogido esta entrevista, porque expresa los mismos sentimientos que le escuchamos a Don Oscar, cuando nos visitó en la ciudad de Stamford/Connecticut/USA, en compañía de su hijo Oscar Raymundo. Hoy, 5 de Abril del 2014, producida su muerte, vienen a nuestra memoria los más gratos recuerdos y se hacen mayores, porque los compartimos con quien en vida fuera mi mamita, la Jochita, la Mima, la Guerrera. La Sra. Haydee Abarca Vda. de Giraldo. Descansa en paz, entrañable señor Oscar Avilés Arcos, mejor ejemplo de ser humano y orgullo del Perú. “EL Plebeyo”, un hermoso vals del genio de la canción criolla, el inimitable Felipe Pingo Alva, interpretado por Don Oscar Avilés en la guitarra, acompañando a Los Morochuchos de Augusto Ego Aguirre y la voz inconfundible de Alejandro Cortez. ! Disfrtenlo!

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment