Reflexiones acerca de nosotros: El blog de Phepe.

Jun 18, 2014 by

Por: Jose “Phepe” Giraldo Abarca.

Hoy repasé el blog y leí este articulo que data del 2008. Han transcurrido 6 años y continúo pensando igual. El recuerdo de los años vividos, son un grato aliciente para seguir corrigiendo errores con el convencimiento de ser mejores. Ante ello, un sinnúmero de hechos e imágenes regresan a nuestra mente. !Y me parece que fue ayer!  Hoy paso más tiempo en Perú que en EE.UU, pero con mi inmensa gratitud a ese generoso país y a toda la gente que lo alberga, porque me cobijó y me brindó una seria de oportunidades y experiencias que me han enriquecido. Es también, y por decisión propia, el país que me apartó de mis hijos, para ofrecernos la presente oportunidad que ahora compartimos en familia. “La creatividad nace de la angustia como el resplandor del día nace de la noche oscura. Una vida sin dificultades ni problemas no tiene desafíos que enfrentar, y sin desafíos, la vida se torna una rutina de la que tienes que sacudirte para mejor emprender el mañana. Quien atribuya a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y teme más a los problemas surgidos que a las soluciones que se decida crear. Dicen que hablar de crisis es promoverla, pero aun a riesgo de ser perturbador, es mejor no ignorarla para no caer en el conformismo. Mantenernos inertes esperando que la diosa fortuna nos toque las puertas o que una lotería nos saque de la situación de pobres, no debe ser consuelo para nadie, tan solo una mera opción. En vez de eso, sigamos siendo ejemplo para otros, sin caer en la desesperación ni en la enfermedad de la mente.

crisis

Acabemos con la única crisis capaz de derrotarnos que es la tragedia de no luchar por superarla”. “No hay mal que dure cien años ni cuerpo que los resista”. Valga esta premisa en la que me amparo, para materializar unas ideas que con el devenir del tiempo se han ido cuajando en mi mente en la esperanza de que algún día se convirtiesen en realidad. Y este es el momento oportuno. Cuando emigré con destino a los Yunaites lo hice impulsado por un doble deseo, el primero, el alejarme de una irreparable pérdida que me estaba sumiendo en una prolongada depresión y con algunos chispazos de reacción ante lo inmediato, y el segundo, el darme una nueva oportunidad para demostrarme a mismo, que lo obtenido no fue obra de la casualidad ni del padrinazgo, sino de mis propias capacidades. Lo peor es la inacción, y ante ello, el convencerte a ti mismo que es mejor dejar ir lo que ya nos es, porque el aferrarte a lo ya ido, te pasma, te paraliza. De esa fecha a hoy, he consumido varios almanaques y pese a los dolores ocasionados, lo medicable del tiempo nos ratificó lo resuelto. Opté por asumir los activos y pasivos del riesgo que otros me criticaron, en el convencimiento  de que dar ese paso era lo mejor para todos. Aquí, enriquecí mi vida con buenas y malas experiencias, pero también aprendí a reconocer errores y a ser tolerante, además de aprender a callar para saber escuchar, aunque siendo honestos, todavía me cuesta callar. Mejoré el dialogo con “mis piojos” y me empeñe en fortalecerlo desde una nueva perspectiva, sin invadir privacidad ni ejerciendo manipulación. Ellos, mis “piojos”, son mi orgullo y no lo callo. Con sus errores y aciertos fueron creciendo y madurando. Nos rescatamos mutuamente dándonos el empujoncito necesario. Sus años jóvenes y su natural rebeldía, conversándolas, las trabajamos para mejor resolverlas. Así, redescubrí una cualidad dormida. SE Y PUEDO ESCRIBIR. El blog de Phepe. “Girando sobre la Brújula”.

girando

Toqué muchas puertas, unas se abrieron y otras las estrellaron en mi cara, pero no me rendí. Insistí hasta el acoso, en la certeza de que era cuestión de tiempo. Como todo principiante, mi primer artículo como columnista de opinión me ocasionó  una dulce jaqueca, demoré y demoré, porque me esmeré en su preparación. Un viento soplaba a mi favor, y esa es, mi irrenunciable pasión por la lectura sin censura. No deseo avanzar sin antes precisar, que me considero un privilegiado porque gozo de la más amplia libertad para expresarme en los términos que mejor estime conveniente y sin restricciones, aunque alguna vez y debido a lo extenso del artículo y con mi previa autorización, pase por el quirófano de la edición. Aquí en los Yunaites, descubrí el valioso aporte del Internet, y con ello, el acceso ilimitado a un universo de conocimientos. Aprendí a tipear con dos dedos, letra por letra, y a meter las narices en cuanta cosa se apareciera ante mis ojos. Al principio todo te deslumbra pero con el pasar del tiempo te haces selectivo. Lo mejor, es no detenerse y seguir navegando. La tecnología a tu alcance es otra valiosa herramienta que te motiva a desarrollar nuevos proyectos, basado en todo lo que ofrecen las mentes innovadoras del siglo XXI. El hábito de la lectura sin censura, me lo impuse desde niño. En mis épocas de chibolo, en Perú, en mi barrio de Balconcillo, acostumbraba alquilarlas al vendedor de periódicos y revistas de la esquina de mi casa, quien nos permitía leerlas por una módica suma, sentaditos en un rincón de su Kiosco. He leído todos los periódicos de mi época El Comercio, la Prensa, Ultima Hora, La Crónica etc.etc. de todo o casi todo como en botica, desde “Coquito” hasta “Condorito” pasando por los libros de Historia de Gustavo Pons Muzzo, los de Matemáticas de Baldor, los diccionarios para enriquecer el vocabulario, el Manual de Carreño para los buenos modales, las novelas de Corín Tellado para ilústrame en temas del amor, las historietas de Walt Disney,  Superman y todos los superhéroes, las rebuscadas “Playboy” y “Playmate”, incluso recuerdo “La pulga”, una obra maestra de la pornografía en versión bolsillo que te inducia a la erección y a la eyaculación precoz. Y digo precoz, refiriéndome únicamente a la temprana  edad. Así después, ingresé a  la lectura seria, lo que algunos llaman aburrida, tediosa y/o pócimas de sueño. Son innumerables los leídos y sigo leyendo, y no deseo mencionar a ninguno, para no sentirme pésimo con el no mencionado.

condorito

Todos sin excepción, sin adjetivarlos, sin etiquetas ni rótulos, me merecen el mayor de mis respetos por el esfuerzo y el tiempo dedicado. Como dije al principio, si te pasmas te relegas. El dialogo abierto con “los piojos” es aleccionador porque te depara sorpresas. ¡Y donde carajo aprendió eso! ¡Yo no se lo enseñé! Y esta es la cruda verdad. En la Universidad de la calle y con los “amigos/as”, esos “amigos/as” que son elevados a los altares de un oráculo y que muchas veces no conocemos, pero que sin embargo son más “confiables” que la palabra del Papa. Pero eso sí, cuando la riegan, o mejor dicho cuando la embarran, te lanzan un precipitado SOS y te piden con carácter de urgente que retomes nuevamente la posición de papá y/o mamá. Pero quieren que les  diga algo, aquí entre nos, en la intimidad y sin que ellos se enteren. Hagan lo que hagan “los piojos” ¡!!!!!!!LOS AMO!!!!! Ces’t la vie. Este es el camino por donde todos transitamos, en donde se alternan lo bueno, lo malo y lo feo de la vida. Unos con mejor fortuna que otros, unos felices otros depresivos, unos guerreros otros pusilánimes y los infaltables conformistas, esos a quienes lo mismo le valen, chicha que limonada, los muertos en vida, los insufribles, los parásitos. Transitar por la vida sin una brújula que te oriente por donde caminar, es darte vueltas y vueltas sobre tu mismo eje sin percepción de tu avance.  Es como querer  ver a un perro “cogerse” la cola. Algo que por cierto no sucederá, salvo lo imponderable de la naturaleza. Hoy, he decidido compartir este blog con mi hijo Lipe (20 años) porque él está de acuerdo en hacerlo. Y aun cuando no comparto su desmedida afición por los juegos, llámese, XBOX, XBOX360, nintendoDS, Nintendo Wii, Play-station I, II y III, debo reconocer su extraordinario manejo con las consolas de juego y una personal alabanza al dominio y control  que tiene sobre sus pulgares. Siete mil mensajes de texto en cinco días, son para mí una exageración, sin embargo, para él, es una bicoca, una pichanguita, una nada. Se lo he dicho y es un acuerdo, que hable lo que quiera sin restricciones, salvo las lisuras. Y porque además, deseo conversar de otros temas que no sean los habituales y compartirlos. Mantendré mi seriedad y responsabilidad profesional porque tengo un compromiso con el lector que me acoge y me considera una fuente confiable de opinión. Pero además, hablaré de mi pasión por la lectura sin censura, por la música de todos los tiempos y por los deportes, el fútbol, el beisbol, el basquetbol y otras disciplinas, comentaré de la televisión y de la juventud en la persona de mi hijo y hasta de amores, pero no de los propios. Soy abierto a todas las ideas, pero siendo tolerante, soy irreductible con los principios que rigen mi pensar y actuar. No debo empezar esta otra iniciativa, sin antes agradecer a quien hace posible colocar este blog al alcance de todos, mi buen amigo, Anghel Vega, un arquitecto de profesión y un extraordinario y creativo diseñador gráfico, por necesidades de sobrevivencia. Con ellos, Lipe y Anghel, conformamos el Staff de “Girando sobre la brújula”. Y alla vamos, para lo que resulte de esta aventura. El innovarnos permanentemente es parte de nuestro compromiso con los lectores, es nuestra ideología y predica, por ello, hemos incorporado videos, incluidos los musicales,  así como fotos, extraídos de Youtube y Google Imágenes, con el propósito de hacerles entretenida la lectura. Gracias y hasta cualquier rato. Ahora los dejo con el grupo musical más grande del rock y su tema emblemático: Led Zeppelin y “Stairway to Heaven”. !Enjoy it! . (Stamford/CT, Agosto 20/2008)

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment