Educación Superior en el Perú: Luego de treinta años, una nueva Ley Universitaria,

Jun 30, 2014 by

Por: José “Phepe”Giraldo Abarca.

Muchas veces hemos comentado sobre la Educación Superior en el Perú y del pobre desempeño de sus egresados, para finalmente concluir sobre la necesidad de reformar la Ley Universitaria. Son hechos comprobados, que el nivel de la educación superior ha decaído dramáticamente en los ultimos años, debido, entre otras causas, al aumento indiscriminado de universidades, llámense públicas como privadas. La falta de infraestructura, la carencia de personal docente calificado, el no contar con minimos estándares de calidad, han ocasionado el lamentable y pobre desempeño en el mercado laboral de quienes obtienen títulos universitarios a nombre de la Nación. No se trata de “maletear” al egresado y/o titulado. Ellos han sido estafados y son el resultado de la pobre enseñanza que recibieron en esas llamadas universidades. Universidades a las que lo único que les importa, es ganar dinero fácil a merced del incauto estudiante y del bolsillo de los padres, quienes hacen grandes sacrificios por brindarle un mejor futuro a sus hijos, y principalmente, de los jugosos beneficios que otorga el estado, exonerándolos del pago de impuestos. Exoneraciones que tienen como destino final, el bolsillo de los promotores.

conafuAfortunadamente son pocas, pero con muchos estudiantes. Y es aquí donde nace la pregunta. ¿Y como lo hicieron? o peor aún ¿Quienes lo permitieron? La respuesta está al alcance de todos nosotros. La Asamblea Nacional de Rectores (ANR) y sus otros órganos de dirección y el siempre dispuesto Congreso de la República. Según el artículo 87 de la ley 23733 “Las universidades están exoneradas de todo tributo fiscal o municipal, creado o por crearse. Gozan de franquicia postal y telegráfica y las actividades culturales que ellas organizan están exentas de todo impuesto. La exoneración de los tributos a la importación se limita a los bienes necesarios para el cumplimiento de sus fines”. La falta de un oportuno control y fiscalizacion de los recursos publicos, son consecuencia de pésimas administraciones universitarias. Bienes necesarios, como laboratorios para promover la investigación y una bien surtida biblioteca con los mejores libros para el educando, nunca estuvieron disponibles, porque nunca se adquirieron. Es bueno recordar que la ley 23733 fue promulgada durante el gobierno de Fernando Belaunde Terry un 9 de Diciembre de 1983, que consta de más de 100 artículos y XVII capítulos entre disposiciones transitorias y finales. Es decir, una ley con cualquier cantidad de enmiendas y parches y con más de 30 años de antigüedad. Duela a quien le duela y luego de dos años de intensos debates y discusión, una nueva ley universitaria fue aprobada el jueves 26 de Junio del 2014. Una ley en donde los lobbies promovidos por aquellos interesados en mantener el statu quo, hicieron denodados esfuerzos por impedir su aprobacion. La votación fue: 56 a favor, 46 en contra y 3 abstenciones.

anrUna ley que no viola la autonomía universitaria. Una ley probablemente imperfecta pero que tiene el mérito de iniciar el indispensable cambio en la Educación Superior, sujeta a futuras mejoras. Una Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) adscrita al Ministerio de Educación, que estará conformada por profesionales escogidos en concurso público nacional. Una ley que traerá enormes mejoras para el estudiante universitario. Una ley que contiene un inicial programa de fortalecimiento institucional para la calidad de las 12 principales universidades públicas a nivel nacional. Una ley que está a la espera de su promulgación por el presidente Ollanta Humala. Una ley que recibirá una avalancha de acciones de amparo y acciones de inconstitucionalidad interpuestas por ex-integrantes de la ANR. Una ley que requerirá del apoyo incondicional y extraordinario del Ministerio de Educación. Una ley que es un significativo avance con respecto a su anterior. Una ley promovida por Daniel Mora Zevallos, presidente de la Comisión de Educación, Juventud y Deporte del Congreso de la República del Perú. Una ley que debiera ser leída, para evitar ser engañados y/o sorprendidos. Con tal proposito, DESCARGA EL ARCHIVO PDF DE LA NUEVA LEY, HAZ CLIC AQUÍ  Ahora disfrutemos de un tema de actualidad “Darte un beso”, interpretado por el dominicano Prince Royce, un creador de exitosas bachatas. Enjoy it!.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

1 Comment

  1. Roberto Giraldo Laguna

    La sociedad reconoce a la educación como beneficiosa y necesaria para la humanidad.
    El Estado peruano invierte poco en ella y le endosa la responsabilidad a la familia.
    El Estado obliga la instrucción primaria y secundaria pero, teóricamente esta difiere si se accede al sistema estatal o privado.
    Este acceso estará en función de la capacidad económica de la familia, por lo que no será opción sino alternativa.
    Aprender y dominar otros idiomas así como la instrucción superior es potestativa (siendo de importancia) también está en función de la capacidad económica de la familia.
    Los jóvenes de todas las épocas son principales consumidores de la “oferta educativa “ y ostentan títulos de maestría cada vez más temprano.
    El Perú es parte del mundo y la internacionalización genera “empleo de calidad” y exige cada vez más instrucción a los jóvenes. Mas instrucción mas posibilidad.

    Es visible que las distintas oportunidades sembradas, determinan y coadyuvan el esperado beneficio personal.

    Pero SI precisamente es la sociedad exigente de instrucción la que viene siendo sojuzgada por malformación y creciente delincuencia en todas sus formas. Entonces la instrucción personal (como esta) no debería ser necesariamente considerada MÉRITO de unos, en desmedro de otros.

    La sociedad debe privilegiar LA EDUCACIÓN y así generar hombres y mujeres instruidos(as) y bien educados(as).
    Roberto Giraldo

Leave a Comment