La reforma desde adentro: Mejoras en el sector público

Sep 14, 2015 by

Informe de Diego Macera.

Maletear a la administración pública, se nos ha hecho un hábito frecuente debido al deficiente servicio que nos brindan la mayor parte de las instituciones pertenecientes a ese sector, llevándonos incluso a expresar nuestra indignación de forma inapropiada (palabras soeces), sin las disculpas del caso frente al trabajador agraviado. Quien por razones de necesidad debe acceder a esos servicios, generalmente termina maldiciendo al servidor que lo atiende por sentirse insatisfecho, y esa sensación de malestar se evidencia cada vez que nos toca acercarnos a esas instituciones. El que suscribe, sin embargo, debe ser de los pocos que reconoce alguna mejora, pero que al comentarla entre los amigos, soy reprendido, dicen que por faltar a la verdad. El chip de la corrupción incrustado en muestras mentes nos hacen desconfiar de los actos del servidor público, y tendemos a generalizarlas. Las mejoras no son percibidas y si estas nos van ocasionar demoras, peor aun. Somos inconformes y poco prestos a escuchar y ser mejor informados. Nuestra impaciencia nos traiciona, siempre queremos ser los primeros y no respetamos los derechos de quienes llegaron antes. Pagar una coima para adelantar un trámite se nos ha hecho costumbre, y se nos hace extraño que no nos la pidan. La culpa es de nosotros mismos que siempre incurrimos en el error de querer pagar por el servicio al servidor que nos atiende, en el entendido de que así debe ser y que nuestro tramite será resuelto favorablemente.

educacionY si la respuesta es contraria a nuestros intereses, entonces encendemos las alertas y maldecimos a todo el mundo. La de nunca acabar. Acostumbrémonos a que los plazos deban cumplirse siempre y cuando no excedan los normales. El pasado 12 de Setiembre en mi acostumbrado peregrinaje por los periódicos de Lima, me tropecé con un informe de Diego Macera, que habla sobre mejoras en el sector publico. Por tratarse de un experto conocedor de estos temas, decidí transcribirlo para mejor comprender, y sentirme reivindicado, de que hay otras personas que si perciben algunas mejoras. “La calidad del servicio civil en el Perú ha mejorado en los últimos años, pero aún quedan grandes retos. “La reforma del servicio civil ha sido una demanda constante a lo largo de diversas administraciones, pero es recién en los últimos años en que se ha empezado a adoptar un enfoque sistemático de solución”. El funcionamiento del Estado es tan bueno como la calidad de sus servidores públicos. Esta es, de cierta forma, la lógica detrás de la tantas veces demandada reforma del servicio civil. Desde el empleado de menor rango de una municipalidad distrital hasta el Ministro de Economía, todos los funcionarios públicos son piezas fundamentales de la relación –explícita e implícita– entre el Estado y los ciudadanos. Por ello la competencia de los servidores estatales, los procesos que determinan sus labores y los sistemas en que se desempeñan tienen un impacto directo en los niveles de corrupción, pobreza, confianza gubernamental y servicios básicos de los que dispone cualquier sociedad. En el Perú, la reforma del servicio civil ha sido una demanda constante a lo largo de diversas administraciones, pero es recién en los últimos años en que se ha empezado a adoptar un enfoque sistemático y de mediano plazo al respecto. En la medida en que el 41% de los ingresos tributarios se destina al pago del más del millón de trabajadores públicos distribuidos a lo largo de todo el país, el impacto de un cambio estructural positivo en la profesionalización del servicio civil no puede ser sino formidable. En primer lugar, es justo reconocer que la creación de la Autoridad Nacional del Servicio Civil ( Servir) en el 2008 fue un paso en el camino correcto.

ineiComo menciona Mercedes Lacoviello, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “en un país en el cual habían primado históricamente reformas institucionales que no prosperaron y apoyos inestables en los procesos de implementación, se vislumbraba en aquel momento una reforma coherente, sostenida y progresiva con importantes avances en un breve período”. Esta investigadora publicó en agosto del presente año un informe en el cual detalla que el Índice de Desarrollo del Servicio Civil (IDSC) en el Perú –el cual mide la calidad de esta función en una escala del 0 al 100– subió de 29 a 41 puntos entre el 2011 y el 2015, ubicándose por primera vez por encima de la media regional de 38 puntos. La mayor parte del progreso se explica gracias a mejores puntajes en los índices de eficiencia y de consistencia estructural –entendida como el grado de solidez e integración del servicio civil para, por ejemplo, jerarquizar los puestos, administrar salarios de manera predecible, invertir en capital humano, etc.–. Ambos indicadores subieron 15 puntos debido a “la disciplina fiscal en un sólido contexto macroeconómico, y a la creciente orientación estratégica que imprime un área rectora con alto nivel de capacidad y legitimidad”. Aparte de Servir, la Ley del Servicio Civil (Ley 30057) de julio del 2013 ha sido también clave para fortalecer el proceso de reforma de la administración pública. Esta norma establece un régimen único para las personas que trabajan para el Estado que debe ser aplicado de manera progresiva. Entre sus puntos más importantes destaca el máximo de 20% de puestos de confianza como directivos en cada entidad”. Como diría El Quijote: Sancho, se sienten pasos, señal de que estamos avanzando. Un mal endémico que empieza a mostrar mejoras, aun cuando falta mucho por recorrer. Ahora los dejo con la guitarra de Peter White y el saxofón de Grover Washington Jr. dos grandes cultores del Smooth Jazz, música para el deleite de los oídos y la paz que tantas veces se nos hace esquiva y llamar al amor. Escúchenlos interpretar “Midnight in Manhattan” and Enjoy it!!.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

2 Comments

  1. Hector Hugo

    Hola, creo que discrepamos algo.
    No podemos comparar empleados públicos actuales con los de ayer. Hay muchas y profundas diferencias personales como de medios de gestión así como del tamaño de las Burocracias.
    Producto de los avances en administración, cómputo, e etc… los procesos se sistematizan, estandarizan y se formulan protocolos que permiten la programación, ejecucion, seguimiento, control y corrección así como la evaluación y comparacion con estándares.
    Precisamente en este punto es que todavía nuestra burocracia no alcanza los estadares de eficiencia y eficacia mínimos (tal vez haya honrosas excepciones) pero, para no pecar de pesimista, esto toma su tiempo y tal vez estemos en el camino pero nos falta un mayor empuje para lograrlo, y acortando los plazos sería una buena política.
    Esperamos que el próximo gobierno tomé en serio la reforma dela Administración Pública. Tu artículo lo pone en la palestra.

    • Comparto tus apreciaciones, pero algo se esta mejorando. Lo que deseo demostrar es que la administracion publica como tal, es decir, en terminos de la dacion de nuevas leyes es que ha permitido modernizarla adecuandola a la realidad de un pais que necsita mejorar en ese aspecto para satifasfacer la cada vez mayor demanda de mejoras en el servicio y atencion de quienes acuden a ellas. No solo hablo de quienes trabajando en ellas, han mejorado sus comportamientos, que es bastante positivo, sino de las mejoras que se han introducido en la interna, es decir, hacia adentro de ellas, de aquellas normas que califican al trabajador brindandole expectativas de mejorar en la carrera publica. En primer lugar, es justo reconocer que la creación de la Autoridad Nacional del Servicio Civil ( Servir) en el 2008 fue un paso en el camino correcto. Como menciona Mercedes Lacoviello, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “en un país en el cual habían primado históricamente reformas institucionales que no prosperaron y apoyos inestables en los procesos de implementación, se vislumbraba en aquel momento una reforma coherente, sostenida y progresiva con importantes avances en un breve período”. La mayor parte del progreso se explica gracias a mejores puntajes en los índices de eficiencia y de consistencia estructural –entendida como el grado de solidez e integración del servicio civil para, por ejemplo, jerarquizar los puestos, administrar salarios de manera predecible, invertir en capital humano, etc. Aparte de Servir, la Ley del Servicio Civil (Ley 30057) de julio del 2013 ha sido también clave para fortalecer el proceso de reforma de la administración pública. Esta norma establece un régimen único para las personas que trabajan para el Estado que de manera progresiva y que de ser bien aplicada motivara a la persona a mejorar sus indices de rendimiento laboral.

Leave a Comment