El fin del superciclo de los commodities y otros: Pónganle oídos (II)

Oct 5, 2015 by

Por: José “Phepe”Giraldo Abarca.

Parafraseando a nuestro Héctor Lavoe, el sonero de América, el cantante de los cantantes, “Todo tiene su final. Nada dura para siempre”. En efecto, la época de las vacas gordas, aquellas que alimentó la economía china, importando materias primas provenientes de nuestra región, se detuvo. China ha optado por un cambio de modelo económico, y con ello, se avecinan cambios ineludibles que nos han de afectar, y cuyo impacto será posible mitigarlos, si y solo si, tomamos las cosas con seriedad y responsabilidad, efectuando ajustes en el modelo económico, sin hacer demagogia, menos aun de la economía, con el solo propósito de ceñirse la banda presidencial del 2016. Los emergentes han sufrido la primera salida (fuga) de capitales desde los años 80. El frenazo de China, la abrupta caída del precio de las materias primas, incluido el precio del barril de petróleo y el elevado endeudamiento empresarial dificultan y ensombrecen el panorama. La tendencia es otra. En días recientes leí un artículo de Alicia Gonzales, de fecha 1ro. de Octubre/2015 publicado en El País, Madrid, que da cuenta de un informe del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en ingles). Después de más de 20 años de fuerte crecimiento, el superciclo de los países emergentes parece haber llegado a su fin. Por primera vez en casi 30 años, las grandes economías emergentes dejarán de ser atractivas para la inversión y registrarán una salida neta de capitales este año.

bricsA diferencia de otras crisis, las causas de ese cambio de tendencia hay que buscarlas en los propios emergentes: el frenazo de China, la caída del precio de las materias primas, el elevado endeudamiento empresarial. Brasil y Turquía son los países que acumulan más riesgos. Los flujos de capital hacia los grandes países emergentes se han debilitado significativamente en lo que va de año. El Instituto de Finanzas Internacionales calcula que ese grupo de países, apenas recibirá este año inversiones por unos 548.000 millones de dólares (unos 490.000 millones de euros), muy lejos del billón que lograron atraer en el 2014 e incluso por debajo de los niveles registrados en plena crisis financiera internacional. El descenso es aún más dramático si lo medimos en términos de PIB: si en el 2007 los emergentes lograron atraer capitales por el equivalente al 8% de su PIB en conjunto, los flujos que recibirán este año apenas representarán el 2% del total. “A diferencia de la crisis del año 2008, la salida de los emergentes está impulsada básicamente por factores internos, que reflejan una desaceleración sostenida del crecimiento en estos países y que se ha visto amplificada por una incertidumbre creciente en torno a China y a sus políticas”, explica el informe del organismo que agrupa a los principales bancos privados del mundo. A diferencia de otras crisis, la desconfianza de los inversores tiene causas internas. A ese negro escenario se suma la fuerte salida de capital privado de estas economías, que rondará los 1,09 billones de dólares. Es de notar, que después de años acumulando reservas a un ritmo de 500.000 millones anuales, muchos países las están utilizando para defender sus monedas. “El cambio es especialmente elevado en China, después de años de fuerte acumulación de reservas, y entre los países del Golfo, que deben hacer frente a sus déficits ante la caída del precio del petróleo”, señala el IIF. El saldo neto de las entradas y salidas de capital arroja números rojos por 541.000 millones de dólares, sin precedentes desde 1988. El IIF espera que la salida de capitales prosiga en 2016, con una fuga de inversión por más de 300.000 millones “aunque los riesgos se sitúan claramente a la baja”, apuntaba por teleconferencia el economista jefe del IIF, Charles Collyns. “El superciclo de los emergentes ha quedado atrás”, sentenciaba Hung Tran, director ejecutivo del IIF. “El crecimiento en estos países se ha deteriorado significativamente en los últimos cinco años y hay razones estructurales para pensar que el cambio de tendencia no será rápido”. En ese escenario, los países con mayores déficits por cuenta corriente, con marcos de política económica “cuestionables”, un elevado endeudamiento en moneda extranjera de sus empresas y acuciados por “incertidumbres políticas” son los que tienen mayor riesgo de sufrir una crisis cambiaria o incluso de deuda. Brasil y Turquía se sitúan a la cabeza del ranking.

brasilturquiaPese a estas previsiones y a la opinión de algunos miembros de nuestra clase política, el Perú, saldría mejor librado que otros de la región. Y porque será??. El IIF, el organismo que agrupa a los mayores bancos privados del mundo se niega a hablar del riesgo de recesión global, pese a que la conjunción de factores que describe (desplome del precio de las materias primas, depreciación de las divisas y turbulencias financieras) han propiciado en el pasado una fuerte desaceleración del PIB global. El IIF prevé un crecimiento para las 30 mayores economías emergentes del 3,5% este año, el más bajo desde la crisis financiera. En los últimos cinco años, el endeudamiento empresarial en los emergentes ha crecido el equivalente al 30% del PIB de estos países. “La velocidad a la que se ha producido ese endeudamiento juega un papel decisivo, porque condiciona la calidad de esa deuda y el consiguiente manejo de la crisis”, reconoció Hung Tran. Una tendencia a la que no es ajena la política monetaria de los países desarrollados, con años de tipos cercanos a cero y una liquidez sin precedentes. Ahora que la Reserva Federal se plantea empezar a subir los tipos de interés, los emergentes pierden atractivo inversor porque sus empresas están atrapadas por el elevado endeudamiento, en muchos casos en dólares. Cuando escucho a la Sra. Keiko Fujimori hablar sobre economía, al igual que la gente de Harvard, me deja desconcertado y preocupado, por decir lo menos. Ahora que ha optado por un estratégico y conveniente viraje político, debiera incluir una mejor propuesta económica, sincerándola. Ese 34% de intención de voto, se lo merece. Recordemos, cuando en Harvard le preguntaron por los problemas económicos generados por la caída de la demanda china, repitió el mismo rollo que enarbola la línea predominante de la derecha peruana: Que el problema principal es Humala, que espantó a la inversión privada, y que ella podrá arreglar las cosas generando más confianza empresarial. No convenció a nadie, incluido este pechito. Con respecto a los otros temas tratados en Harvard, mas adelante comentaré sobre ellos. Ahora los dejo con el cantante de los cantantes, el inolvidable sonero de América, el señor Héctor Lavoe y su interpretación del tema “Todo tiene su final” Nada dura para siempre. Disfrútenlo!!.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment