Matrimonios Gay: Es justo y merecido

Aug 28, 2010 by

Por: Jose “Phepe” Giraldo Abarca.

Recientemente, dos hechos vinculados a la persona humana han provocado el interés y/o morbo  de la colectividad Latinoamericana por su implicancia en el comportamiento de la sociedad. Ellos son: La legalización en Argentina y México del matrimonio entre personas del mismo sexo. A saber, la homosexualidad no es una enfermedad física ni mental que requiera de la asistencia de un médico tratante, si lo es, una variante de la orientación sexual humana. Por ello, su legalización ha polarizado a la opinión pública, pero con una ligera ventaja de quienes están a favor de la legalización, signo inequívoco de que hemos traspasado el umbral del siglo XXI superando prejuicios. Argentina fue el primer país de Latinoamérica en aprobarlo y rige de pleno derecho a partir de Julio 15, 2010. En México, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en la Ciudad de México aprobó el establecimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo incluyendo el controversial derecho a la adopción. Sin embargo, fue recién en Agosto 2010 cuando la Corte Suprema de la República de los Estados Unidos Mexicanos, obligó a los demás estados mejicanos sujetos a su mandato, a reconocer la validez de los matrimonios entre personas del mismo sexo que se realicen en el Distrito Federal. En México, la forma de gobierno es el de una República Federal.

En general, las consecuencias legales que el matrimonio tiene en las parejas del mismo sexo cuando obtienen las licencias de matrimonio y son respetadas por el estado en el que viven son indistinguibles de las consecuencias legales que el matrimonio tiene en cualquier otra pareja bajo la ley estatal. Según los países, estos matrimonios abarcan derechos en materia de inmigración, impuestos, seguridad social, herencia y la controversial adopción de niños. A la fecha, no hay investigaciones ni estudios seriamente responsables que confirmen la creencia generalizada de que el género de los progenitores sea relevante y/o determinante para el bienestar y/o salud de los menores. Aquí en USA, las cosas son un poco diferentes. Este es un país de 310 millones de habitantes aproximadamente, donde la diversidad es una característica, y eso incluye, la opción y/o orientación sexual de la persona. Todas las banderas, todas las razas, todas las religiones, todos los idiomas, todos los pensamientos etc, etc .La razón: La Constitución Política de los EE.UU: Siete artículos y veintisiete enmiendas. El matrimonio homosexual, es legal, en tan solo siete estados de la Unión Americana: Massachusetts fue el primero en adoptarla en el 2004, luego le siguieron Connecticut, Iowa, Vermont, New Hampshire, California, Washington DC. Como podrá deducirse, en este país también existe la homofobia, que es radicalizada por los sectores más conservadores de la sociedad estadounidense. Sin embargo, la homosexualidad es considerada un tema de Derechos Humanos Universales, según la doctrina.

En Connecticut, este tema no pasó inadvertido para este escriba, porque al igual que en otros estados, generó controversia. Si la memoria no me es esquiva, en Agosto del 2004 la organización Gay and lesbian advocates and defenders, presentó una demanda reclamando el derecho al matrimonio de ocho o diez parejas homosexuales, luego de ser rechazada, se presentó un recurso de apelación ante la Corte Suprema del Estado. En Octubre del 2008, el Tribunal Supremo lo aprobó por mayoría. Cuatro de los siete magistrados votaron a favor. La decisión de los magistrados estableció “que el tratamiento distinto hacía las parejas del mismo sexo, es constitucionalmente deficiente ya que significaría aplicar una serie de principios constitucionales a los homosexuales, y otros, para las otras personas”. “la interpretación de la constitución de acuerdo con los principios de igualdad lleva inexorablemente a la conclusión de que las personas homosexuales tienen derecho a contraer matrimonio con quienes deseen”. Para mayor abundancia, debo informar que el Senado del estado de Connecticut, también aportó con su granito de arena y mediante la ley HB-7395 aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo. La gobernadora Rell pese a no estar de acuerdo, no la vetó, la rubricó, y es ley en el estado de Connecticut. Un respetado congresista estatal, nuestro amigo, el Senador demócrata Andrew MacDonald, votó a favor de  esta ley. En lo que respecta a California y al veredicto del juez federal Vaughn Walker sobre su polémica decisión acerca de la proposición 8, él manifestó: “Es una carga inconstitucional sobre el derecho fundamental al matrimonio y crea una clasificación irracional sobre la base de la orientación sexual”. “atenta contra los principios de igualdad y el debido proceso”.

Como se recuerda, la proposición 8 fue aprobada mediante referéndum en Noviembre del 2008 en California y reformó la Constitución del estado para definir al matrimonio como únicamente un enlace entre hombre y mujer, contrario a los fundamentos que sostiene la enmienda 14 de la Constitución de los EE.UU, según el juez Vaughn. Hasta mientras, los opositores al matrimonio homosexual en ese estado presentaron un recurso ante la Corte de Apelaciones del Distrito 9, siendo posible que llegue incluso hasta la Corte Suprema de los EE.UU. A diferencia de la gobernadora de Connecticut, el gobernador Schwarzenegger aplaudió la decisión judicial, “Esta decisión reafirma la protección legal integral que en mi opinión merece todo el mundo”, en una tácita aprobación a los matrimonios gay.  Para entender lo anterior, es necesario recordar que los niveles de gobierno son: Federal, estatal y local. El poder judicial lo constituye: La corte Suprema, 13 tribunales y/o cortes de apelación, 94 tribunales de distrito y dos tribunales de jurisdicción especial. Las cortes de apelaciones, son también llamadas cortes de circuito. Una corte decide sobre las apelaciones presentadas por las cortes del distrito dentro del circuito judicial federal que les corresponda. Por ejemplo, El segundo circuito de Apelaciones  de los EE.UU tiene jurisdicción sobre las apelaciones de las cortes del distrito federal del estado de Connecticut, que es lugar donde reside este escriba. Además de Connecticut, también resuelve sobre el Este, Oeste, Norte y Medio de New York y Vermont.

De acuerdo a lo descrito, la corte de apelaciones del noveno circuito, jurisdiccionalmente hablando, en una decisión asumida por un panel de tres jueces resolvió temporalmente dejar en suspenso la resolución del juez Vaughn hasta Diciembre del 2010, mes en el que se llevará a cabo una audiencia, ordenando a las partes en conflicto a presentar sus argumentos  respecto a la autoridad legal de la proposición 8. Previamente, se rendirán informes el 17 de Septiembre y el 1 de Noviembre. Un dato adicional, la Casa Blanca atraves  de uno de sus portavoces, una vez conocido el fallo del juez Vaughn, difundió un breve comunicado; “El presidente Barack Obama, se ha expresado en contra de la Propuesta 8 porque es divisiva y discriminatoria”.

e/mail: jfgiraldo@pacc-stamfordct.org

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

3 Comments

  1. Jorga Felipe Salas

    Hola Phepe, siempre es un placer la buena lectura; en la presente me voy a permitir a hacer un leve comentario.

    Has hecho un brillante resumen del aspecto legal de este tema.

    Pienso, los ninios en formacion tienen como concepto de la Familia papa-mama-hijos; se tendria que cambiar el concepto?

    Las parejas del mismo sexo tienen todo el derecho de ser respetados oomo seres humanos y adquirir derechos civiles, como votar, recibir herencias, cobrar indeminisaciones de la pareja fallecida, cobrar seguros etc,etc…mas considero inadmisible considerar a una pareja del mismo sexo como padres.

    Regreso a La Familia, personalmente he participado en conversatorios en los colegios de mis nietos por la confucion de algunos ninios de 6 y 7 anios al ver papas, papa-papa o mama-mama. Tema interesante y peligroso en la formacion de los ninios.

    Phepe, te felicito nuevamente por tu interesante blog. Un abrazo

    Felipe Salas

  2. Apreciado Amigazoo.. Phepe,es para mí siempre interesante el leer tus artículos, los que con mucha proligidad (tanto en conceptos como en contenidos), manifiestan Tu punto de vista; por este lado Felicito tu Capacidad Profesional, y, tus cualidades natas; pero por otro lado, y, respecto al este artículo, debo hacerte saber que discrepo totalmente la opción “Matrimonios Gay”.
    Lo que el Concepto Integral de MATRIMONIO significa, así como la Visión a Futuro de Nuestra Civilización, son vitales. Actualmente, se estan revisando las bases Educativas en aquellos países que han “desbordado” las “reglas de juego” que garantizaban una Comunidad/Ciudad Sana; al punto que es la visión de los niñ@s la se tomará en cuenta *también, en el Diseño a Futuro de La Ciudad.
    Se pueden reconocer derechos mortales, sin destruir Las Bases de La Civilización.

  3. Estimados Queca Y Felipe.- Gracias por sus comentarios. Este es y ha de ser un tema controversial por la carga emotiva y conceptual que encierra. Esta claro que para la mayoría de hispano/latinos que son cristiano/católicos, la sola idea de pensar en el matrimonio entre personas del mismo sexo, es considerada una aberración, porque va en contra de los principios y la moral que nos fue inculcada desde niños. Es entendible porque ha si fuimos criados y porque ademas la educación sexual continua siendo un tema tabú. La Iglesia Católica influye y no por ello, no hace seres mas sanos. Lo de la adopción, sin ser discriminatorio, es mas propio de otras culturas, con mayor avance y discusión en estos temas. EE.UU país de las mayores libertades, pese a las oposiciones, continuara avanzando por el impulso que le darán sus promotores. Uruguay,Francia se suman y ese ha de ser el inexorable camino. Un abrazo. Phepe.,

Leave a Comment