Argentina: Mauricio Macri, renace la fe y esperanza de un futuro mejor.

Dec 21, 2015 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

A falta de cuatro meses para las elecciones generales en Perú, las encuestas no siempre reflejan la real intención del electorado. Dudo incluso que sean la fotografía del momento. Son en el mejor de los casos, respuestas espontáneas a boca de jarro, sin el mayor análisis, que pueden ocultar la real intención del elector. En nuestro país, los votantes no dejan de sorprendernos. En muchos casos, deciden su voto a escasos días de las elecciones o en la misma cola de votación a solo metros de la mesa de sufragio, a excepción de los llamados voto duro. Como resultado, no siempre el que encabeza las preferencias, resulta el ganador. Muestras de ello, son los casos de Mario Vargas Llosa, Lourdes Flores Nano, Keiko Fujimori Higuchi y otros. Antes de hablar de nuestras elecciones y de sus candidatos, hablaré de otra reciente, esperando llegar al mes de Enero 2016, con propuestas mejor elaboradas y verosímiles que incluyan romper el statu quo y con ello, adecentar el sistema judicial como primera medida, y si se quiere, plantear la reforma de la constitución en todo aquello que limite el libre tránsito de un Perú mejor para todos los peruanos, porque lo mostrado hasta ahora, no nos convence.

encuestasUn cabal ejemplo de lo expresado aquí, han sido las elecciones generales en Argentina. Al 15 de Octubre del 2015, es decir a tan solo 10 días de los comicios generales, según una encuesta nacional realizada por la Consultora Dicen, el 45% de los encuestados aprobaba al gobierno nacional y el 43% lo desaprobaba. Uno de los datos más relevantes obtenidos de esa encuesta, era sobre la intención de voto. Los resultados obtenidos mostraban que el 40,9% votaría por el candidato oficialista del Frente para la Victoria (Daniel Scioli), el 25,8% por el de Cambiemos del PRO (Mauricio Macri) el 23,3% por Massa, el 5,6% por el candidato de izquierda, Nicolás Del Caño, el 2,9% por Margarita Stolbizer y el 1,5% por el ex presidente, Adolfo Rodríguez Saá. Y Aunque Ud. no lo crea, la diferencia a favor del candidato oficialista Daniel Scioli, era del 15%. Así las cosas, las últimas encuestas daban como ganador a Scioli y con la posibilidad de no ir al balotaje (segunda vuelta). Sin embargo, la sorpresa fue mayúscula cuando se empezaron a divulgar los primeros resultados de las elecciones generales del 25 de Octubre que mostraban a un Macri acortando diferencias. El resultado fue el siguiente: Daniel Scioli y Carlos Zannini con el 37.08%, Mauricio Macri y Gabriela Michetti con el 34.15%, por consiguiente y al no haberse obtenido el 40% de los votos exigidos por la ley electoral, ambos candidatos acudieron al balotaje (segunda vuelta). Es oportuno recordar que este mecanismo electoral, llamado segunda vuelta, ha sido utilizado por primera vez en la historia de las elecciones presidenciales, ya que se había llegado a esta instancia en las elecciones de 1973 y 2003, aunque no se efectuaron por la renuncia de los candidatos Ricardo Balbín y Carlos Menen. En efecto, el 22 de noviembre del 2015, se produjo el balotaje, instancia electoral para elegir al presidente de Argentina. El resultado fue como sigue: Partido político Cambiemos de Mauricio Macri con el 51.34%, partido político Frente para la Victoria de Daniel Scioli obtuvo 48.66%. Y es a partir de aquí, que empezaron a plantearse una serie de situaciones incomodas y enredos, por decir lo menos, entre la presidente saliente (Cristina Fernández de Kirchner) y el presidente electo (Mauricio Macri). La situación postelectoral de Argentina no es nada fácil. El kirchnerismo deja un terreno sumamente minado y desactivarlos, será una tarea complicada y difícil, el déficit fiscal asciende al 8% de PIB, el atraso del dólar afecta a las economía regionales que están quebradas, los subsidios al consumo (electricidad, gas, etc.) plantean problemas que deben ser priorizados. La inflación bordea el 30% y los casos de corrupción afectan a la presidente y su entorno familiar. El dilema del presidente Macri es atacar esos problemas evitando tomar medidas que puedan ser empleadas por el peronismo para reagruparse y recuperar un protagonismo político que ha sido afectado pero que sigue siendo importante.

caidaNo en vano se ha mencionado, como uno de los problemas a confrontar, será el de la gobernabilidad. Colaboraron en el triunfo de Macri gran parte de los votantes de Sergio Massa, del Frente Renovador, que fuera Jefe de Gabinete de Cristina Kirchner pero que rompió con ella. Su oposición frenó la pretensión de Cristina de modificar la Constitución para reelegirse indefinidamente. También agrupó a un importante sector de peronistas desafectos y tendrá una presencia gravitante en el escenario político. Macri ofrece un futuro lleno de esperanzas, colmado de posibilidades y de peligros, con vigorosa presencia del Estado y un rotundo rechazo al populismo. Superado el tema de la entrega del mando presidencial, ahora solo resta conocer como empezará su mandato, cerrando catorce años de dominio del peronismo. Para mejor esclarecer el tema de la transferencia de mando. Tras 12 años en los que los presidentes recibieron los atributos presidenciales en el Congreso, Mauricio Macri ha manifestado su intención de rescatar lo estipulado en el Reglamento Ceremonial de la Presidencia que dispone que las insignias presidenciales se reciban en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Y no podía haber empezado de mejor modo, que decretando el termino de cuatro años de control cambiario (en argentina le llaman cepo cambiario) que había aplicado la administración de la presidente Cristina Kirchner. Así, sobre caliente y en cumplimiento de una promesa de campaña, el presidente Macri junto al ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay anunció el pasado miércoles 16 de diciembre que a partir del jueves 17 los ciudadanos y las empresas podrían comprar divisas sin más restricciones que el antiguo tope que regía hasta 201, de dos millones de dólares mensuales. Hasta ahora el común de las personas solo podían adquirir dos mil dólares por mes. Prat-Gay prefirió evitar pronósticos sobre cuánto se devaluará el peso a partir de la liberalización de los controles de capitales: “Ojalá lo supiera”. Añadió que “no hay número mágico”. El ministro advirtió que aquellos hombres de negocios que ya han aumentado los precios por encima del valor de la devaluación venidera deberán retrotraerlos al valor que tenían al 30/11. Para ello prometió “diálogo y las herramientas de la ley” y se quejó del “descontrol de precios” en el final del Gobierno anterior. También adelantó que a mediados de enero próximo Macri convocará a un acuerdo social entre empresarios y sindicatos. “Estamos empezando a ordenar la economía”, continuó diciendo el exejecutivo de JP Morgan y expresidente del Banco Central argentino entre 2002 y 2004. El economista opinó que el control de capitales tuvo consecuencias negativas en los últimos cuatro años: dijo que en el mercado paralelo que se recreó a partir del cepo, el dólar subió 240%, las reservas del Banco Central cayeron a la mitad, se estancaron la economía y la creación de empleo y “se ahogaron casi todas las economías regionales (agrícolas) del país”.

prat-gayEsta necesaria medida permitirá, de no estallar sobresaltos internos, la pronta recuperación y estabilidad de la moneda. Dudas y temores respecto al comportamiento del dólar, que se han de aplacar conforme transcurran los días y una vez que los bancos reciban las regulaciones del Banco Central. En este orden de cosas, el lunes 21 de diciembre, el gobierno mediante decreto 160/2015, eliminó las retenciones del 5% a la mayoría de las exportaciones industriales. En los considerandos, la norma advierte sobre “la notoria reducción de las exportaciones industriales, cuyo volumen total ha disminuido alrededor del 15% interanual en 2014 y un estimado del 20% durante el corriente período”. Por eso, sostiene, que “la expansión de las exportaciones con alto valor agregado se considera prioritaria para favorecer la generación de empleo de calidad y una inserción externa más diversificada”. El ministro de Agricultura Ricardo Buryaile preciso que: “las retenciones pasan a cero para trigo, maíz, sorgo, excepto para soya, que pasa del 35% al 30%. “Tenemos que dejar de ser el granero del mundo para ser el supermercado del mundo.” De este modo, Mauricio Macri cumple otra promesa de campaña, cual era, eliminar las retenciones a las exportaciones industriales cuando habló ante los empresarios en la convención de la Unión Industrial Argentina (UIA), pocos días después de asumir su mandato presidencial. El fin del “cepo”, anunciado por el ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay el pasado miércoles era un pedido a gritos de empresarios, el campo y los mercados por las distorsiones que creó para importar y exportar. Macri ganó las elecciones con la promesa de eliminarlo para “normalizar” la economía argentina y atraer inversiones. Macri y el equipo que lo acompaña, están hasta hoy, en el camino correcto, restando mucho por andar. Renace la fe y esperanza de un futuro mejor. Ahora los dejo con un video creado por el talento de Martin Bossi y Diego Alarcón “Es posible pensar distinto e ir hacia el mismo lugar. Por lo mucho que se logró y lo bueno que está por venir”.!Vamos Argentina!. Disfrútenlo!!. Fuentes: BBCMundo/ AFP/El Clarín.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment