Alberto Fujimori. Y se hizo justicia!

Aug 20, 2010 by

Por: Jose “Phepe” Giraldo Abarca.

Tras 16 meses y 160 sesiones de audiencias que duró el llamado megajuicio contra el ex-presidente Alberto Fujimori Fujimori, fue finalmente condenado a 25 años de carcelería, hasta el 10 de Febrero del 2032 pues se computará su reclusión desde el 07 de Noviembre del 2005, fecha que fue detenido en Chile. El Tribunal Especializado de la Sala Penal de la Corte Suprema presidido por el Vocal Supremo Doctor Cesar San Martin lo halló responsable de dos execrables matanzas, la de Barrios Altos el 3 de Noviembre de 1991 y la de La Cantuta el 18 de Julio de 1992 y el además secuestro bajo circunstancias de trato cruel del periodista Gustavo Gorriti  Ellenbogen (revista “Caretas’) y del empresario pesquero Samuel Dyer Ampudia. Estos cuatro cargos que fueron objeto de imputación contra el sentenciado se encuentran probados más allá de toda duda razonable. El Vocal Supremo Doctor Cesar San Martín precisó que el fallo era unánime y condenatorio por todos los delitos. El Tribunal estableció su sentencia de culpabilidad basado en la Teoría de Autoría Mediata según la cual quienes ejecutaron estos crímenes de lesa humanidad y los dos secuestros, respondían a una política de Estado planificada y diseñada por Alberto Fujimori como Jefe de Estado (presidente de la Republica del Perú) y Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. Poder omnímodo, pleno y absoluto obtenido tras el autogolpe del 5 de Abril de 1992, fecha de ingrata recordación para el pueblo peruano en la que anunció a través de la Televisión intervenida, la disolución del Congreso Nacional y la Reorganización total del  Poder Judicial, el Consejo Nacional de la Magistratura, el Tribunal de Garantías Constitucionales y el Ministerio Publico.

Todo el poder para un solo hombre, Alberto Fujimori Fujimori y detrás “el siniestro Rasputin” Vadimiro  Montesinos.  Mucho se ha de comentar entorno a este fallo condenatorio. Unos lo aprobaron (76%) y otros lo desaprobaron (24%), pero lo definitivo y concluyente es que el Perú y su poder Judicial han hecho historia al emitir hacia el Mundo un fallo histórico que reivindica a un poder del estado, sentando un precedente que será fuente de jurisprudencia que podría llevar a que se establezcan responsabilidades en otros casos similares. Es una sentencia severa que deberá acatarse. Si se cumple o no la condena, es un tema secundario. Hay muchas posibilidades incluyendo lo inaudito, que se le quiera otorgar en el futuro, el indulto, la libertad condicional u otra arbitrariedad judicial, pero todas esas elucubraciones palidecen ante lo fulminante y categórico de este ejemplar fallo judicial. Para quienes no recuerdan, tras muchos meses de vigilancia, un 12 de Septiembre de 1992 el GEIN (Grupo especializado de Inteligencia) de la DINCOTE (Dirección Nacional contra el terrorismo) jefaturado por el entonces Mayor Benedicto Jiménez decidió intervenir el inmueble 459 de la Calle I, Urbanización los Sauces-Surquillo -Lima. La casa estaba habitada por el Ing. Carlos Incháustegui y la bailarina Maritza Garrido Lecca y en sus interiores hábilmente camuflados, la cúpula de “Sendero Luminoso” el movimiento terrorista más sanguinario del Perú  incluido su líder Abimael Guzmán Reinoso. Una vez reportada la captura al Comando Superior, el jefe de la DINCOTE, General Antonio Ketin Vidal ingresó a la casa de Los Sauces. Previendo que el Servicio de Inteligencia (El SIN de Vladimiro Montesinos) trataría de robarse el crédito por la operación, hizo filmar su entrada a la biblioteca y anunció la noticia mediáticamente.

Esto es historia y así quedó grabado en la retina y mentes de todos los peruanos y la comunidad mundial.  ¿Donde estaban Fujimori y Montesinos? Que un sector de la población se encuentre afectado por una sentencia recaída en el hombre que los benefició con prebendas extraídas del erario nacional y otras fuentes de dudosa procedencia, no es cosa que deba alarmarnos. Finalmente, se hizo justicia. Hoy, me permito recordar para que no escape a la memoria del lector, los comentarios vertidos por el suscrito en la edición 856 del periódico “El Sol News” al haberse resuelto la apelación interpuesta por la defensa de A. Fujimori. Este fin de semana La Primera  Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema  ratificó la condena a Alberto Fujimori Fujimori de 25 años de carcelería. Fujimori, por el tipo de delito probado, deberá cumplir 18 años de castigo como mínimo. Debemos precisar, que de acuerdo a nuestra legislación, la ley 28760 prohíbe el indulto, la conmutación de la pena y el derecho de gracia presidencial a los condenados por secuestro. Dentro de este contexto, luego de esta ratificación que enaltece a un vapuleado Poder Judicial y enorgullece al pueblo peruano. ¿Qué intereses subalternos y/o mano negra están detrás de los documentos que justificaron EL INDULTO otorgado por Alan García a Enrique Crousillat? ¿Cómo pedirle a la memoria que olvide los videos y audios donde Enrique Crousillat e hijo negociaban con Vladimiro Montesinos los editoriales de Canal 4 América Televisión a cambio de unos cuantos milloncitos de dólares?

¿Cómo pedirles a los promotores del Museo de la Memoria (Comisión de Reconciliación y la Verdad, Mario Vargas Llosa y otros)  que ignoren los graves sucesos derivados de los actos de este corrupto personaje? Y desde esta tribuna, permítaseme expresar mi reconocimiento a todos los miembros del Tribunal Especializado de la Sala Penal de la Corte Suprema del Perú y darle los honores a un gran Señor, al maestro ¡DON CESAR SAN MARTIN CASTRO!

e/mail: pegira14@yhoo.com

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment