La corrupción: El pan nuestro de cada día (parte II).

Oct 24, 2016 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

El 30/08/15 publiqué un artículo de opinión bajo el título de “La Corrupción: El pan nuestro de cada día”, cansado de que esta lacra nos siguiera consumiendo, mirando con estupor e indignación que nuestras autoridades se hacían de la vista gorda y los oídos sordos en actitud cómplice, obligándonos a vivir en santa convivencia con la corrupción. Un año después, el 25/09/16, publiqué otro artículo de opinión “Impunidad parlamentaria= Inmunidad”, relacionado con el endeble accionar del Congreso de la República  sobre temas de corrupción. De nada valen las más diversas denuncias, cuándo todas ellas son desestimadas y/o descalificadas porque nuestro actual sistema está colapsado, por ineficiente, lento y corrupto, incluido jueces, ministerio publico y policía. Reformar la Constitución, reformar el poder judicial, fiscalía y policía, son las máximas aspiraciones en procura del bienestar ciudadano, pero me temo que no son suficientes y porque además, el actual Legislativo está mirando en otra dirección. No tienen real ni verdadero interés en promover leyes anticorrupción, porque hay mucha ropa tendida y muchos intereses político/partidarios.

moreno

No tenemos severas leyes anticorrupción que permitan investigar, perseguir y sancionar a los corruptos, ni las facilidades que brinden un amplio y exhaustivo trabajo, aquí y/o en el extranjero, y las pocas que tenemos, son una coladera, ya que jueces y abogados se amparan en ellas para eternizar su resolución. Ante ello, inexorablemente, se debe impulsar la creación de un sistema anticorrupción con jueces, fiscales y policías formados y especializados en leyes anticorrupción, que sostengan impecables hojas de servicios y altos estándares en cuanto a principios éticos. Si deseamos avanzar en este tema, debemos empezar por voltear la mirada y ver lo que está sucediendo en Brasil, donde un juez de 43 años, llamado Sergio Fernando Moro, no solo se enfrentó al gobierno de Dilma Rousseff sino que además, propició “el impeachment parlamentario” que luego la desaforó de la presidencia. En su raudo y efectivo accionar, Moro ha enviado a la cárcel a personajes como José Dirceu, ex hombre fuerte del gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva, Joao Vaccari, ex tesorero del PT(partido político de gobierno), así como Marcelo Odebrecht y Otavio Azevedo, que presidian dos de las mayores empresas constructoras de América Latina: Odebrecht y Andrade Gutiérrez. Un juez que dentro de sus atribuciones, obligó a declarar bajo custodia policial a Lula da Silva y que levantó el secreto de las comunicaciones sobre un polémico dialogo telefónico entre Lula y Rousseff. “Su lucha no solo es contra el crimen organizado, sino contra el crimen institucionalizado”. Fue por un caso de delitos financieros que el juez Sergio Moro indagó a Alberto Youssef descubriendo incidentalmente el vinculo de Yousseff con Paulo Roberto Costa, ex director de Petrobas. De esta forma,  cobró forma el operativo policial “Lava Jato”( Lavacoches), llamado así, porque se inició en una estación de gasolina, dónde enviaban dinero al exterior de forma clandestina. Tras un acuerdo, Youssef y Costa, se convirtieron en los delatores  principales del escándalo de sobornos de Petrobas. Han sido condenadas 67 personas, se investigaron sobornos por un total de mil setecientos millones de dólares y se recuperaron ochocientos millones de dólares, por acuerdos judiciales. Moro sostiene: “Que la independencia y el apoyo de la opinión pública son esenciales para el éxito de la acción judicial”. “Una democracia exige que los gobernados sepan lo que hacen los gobernantes”. “Ni el mismo supremo mandatario de la República tiene privilegio absoluto en el resguardo de sus comunicaciones, aquí cogidas fortuitamente”, en referencia a las escuchas entre Dilma y Lula. Además de “Lava Jato”, el juez Sergio Moro tuvo otros casos resonantes. Condujo el caso Banestado, que concluyó con la condena de 97 personas, entre ellas, el conocido Alberto Yousseff. También actuó en la Operación Farol de la Colina, donde se decretó la prisión temporal de 103 sospechosos de evasión de divisas, asociación ilícita y lavado de dinero. Se formó en derecho por la Universidad Provincial de Maringá en 1995, convirtiéndose en juez federal en 1996 con apenas 26 años. También cursó el programa para instrucción de abogados de la Harvard Law School en 1998 y participó de programas de estudios sobre lavado de dinero promovidos por el Departamento de Estado de los EE.UU.  Es máster y doctor en Derecho por la Universidad Federal de Paraná. Desde 2013 es Juez Federal de la 13.ª Vara Criminal Federal de Curitiba, mientras dicta clases de proceso penal en la Universidad Federal de Paraná, y dirige la operación “Lava Jato”.

ppk

La crisis producida por el escándalo de los “Moreno audios”, coloca nuevamente a la corrupción entre los “TOP 5” de las prioridades del gobierno de PPK. Un escándalo que merece ser investigado por las múltiples ramificaciones que tiene, por las personas e instituciones afectadas y porque además sembró serias dudas sobre el desempeño y el rol de quienes ocupan cargos de confianza como asesores de gobierno. No basta con aprobar leyes que no conducen a solucionar el meollo del asunto, repito, es necesario, imprescindible, CREAR un sistema anticorrupción que cambie de raíz el sistema imperante, caso contrario, continuaremos como en el pasado, con arreglos cosméticos/legales. Nos hemos acostumbrado a observar con indiferencia el comportamiento de nuestras autoridades. “Roba pero hace obra”, con este curioso pero significativo nombre, la ciudadanía expresaba su malestar por el comportamiento de una de sus autoridades, pero lo justificaba porque hacia obras. Era un pecado venial susceptible de ser perdonado por la obras realizadas. Robó, se comportó mal, pero en el balance, hizo más cosas buenas que malas. Se merece nuestro perdón. Así somos de indulgentes, nobles y perdonavidas. La gente parece no entender, que es ladrón, el que roba un sol, como el que roba millones, el “bujiero” que dice robar por necesidad como el que roba desde un escritorio aprobando lo ilícito de una licitación o de un acto que perjudique los intereses del Estado. Nos estamos acostumbrando a convivir con la corrupción, como si fuera algo natural y normal. Mientras no me afecte directamente, es decir, mientras no me toque el bolsillo, que robe lo que quiera. Estamos siendo perniciosamente tolerantes con el corrupto. Para entendernos, es igualmente corrupto, el que corrompe como el que se deja corromper, no importa si trabaja para el sector privado como para el público. La corrupción no discrimina, esta institucionalizada, ha penetrado en los gobiernos de forma maliciosa para sentar raíces. No hay quien este a salvo de ser corrompido y por sobre todo, la clase política, que es donde hace mas daño, porque todo lo contamina haciéndolo impune, y así, tienen el descaro de reclamar inmunidad. No hay un solo político que pueda levantar el dedo en señal de sanidad o de ser un virtuoso frente a la corrupción. Poderes ejecutivo, legislativo y judicial; fiscalía, policía, alcaldes, gobernadores regionales, ministerios y empresas privadas, nadie se salva (aunque en estas últimas, el dinero no es público, le pertenece a los privados). Los tentáculos de la corrupción se han extendido a toda nuestra sociedad. Los actos de corrupción son noticia de todos los días, ya sea en suelo patrio como en el extranjero. Para erradicarla, hay que efectuar cambios estructurales que rompan con el statu quo imperante. Que no le tiemble la mano a quien tenga la entereza de enfrentarla. Tarea difícil pero no imposible. Brasil y el juez Sergio Fernando Moro, son un ejemplo a seguir. El camino consiste en ser suficientemente crítico, disponerse a ser parte de una construcción realmente virtuosa y evitar la infantil complacencia de siempre, esa que termina siendo “la impudicia de la indulgencia”. Fuente: BBC.Mundo.com. Ahora los dejo con el genial saxofonista alto, el indiscutible “Gato Barbieri”, interpretando un tema de su inspiración “Fiesta”. Disfrútenlo!!.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment