BCR: El peligro es que yo tampoco, quiero ser una marioneta!!.

Nov 6, 2016 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

“De que vale llorar sobre la leche derramada”, es otro viejo proverbio que utilizaba mi abuela en alusión a los temas que habiendo sido resueltos, se reclamaban dejar sin efecto. Hace una semana, el Congreso activó su aplastante mayoría conformada por las bancadas fujimoristas y apristas, para nombrar a sus tres representantes en el BCR. No dieron tiempo ni  para el patapaleo y en menos de 24 horas se ejecutó la orden. Se debe nombrar a fulano, zutano y mengano como directivos del BCR. Es una orden y debe acatarse sin dudas ni miramientos, caso contrario, le aplican nuestra ley sobre transfugismo y además, tomen las medidas necesarias para no permitir ninguna cuestión previa ni debate, para no exponer a nuestros militantes, hoy candidatos. De este peculiar modo, y con algo de sarcasmo en mi comentario, la mayoría parlamentaria resolvió el nombramiento de sus tres representantes ante el BCR, y en un chistar de dedos, lo dejó oleado y sacramentado. Si pues, todo ha quedado consumado, pero este escriba, desea tercamente patalear en saco roto. Empezaremos por decir que la Ley Orgánica del BCR, es por demás explicita, categórica y contundente. El artículo 11 de la citada ley, demarca el perfil que deben tener los miembros que integren su directorio, por ende, los requisitos no necesitan mayor interpretación ni contexto, para su debida aplicación. “Los Directores deben ser peruanos, tener reconocida solvencia moral y poseer amplia competencia y experiencia en economía y finanzas. No representan a entidad o interés particular alguno y su voto debe tener en cuenta únicamente el cumplimiento de la finalidad y las funciones del Banco”. Más claro, ni el agua. José Chlimper, uno de los directivos nombrados, es el actual secretario general de Fuerza Popular. A este conspicuo dirigente político de la primera mayoría parlamentaria, la 41ava. Fiscalía Provincial Penal de Lima que despacha la fiscal Elizabeth Figueroa, le abrió investigación por el caso del audio manipulado que emitió Panamericana Televisión, en su afán por desacreditar una denuncia contra el ex congresista fujimorista Joaquín Ramírez, investigado por la DEA. Lo reitero una vez más:  “DEBEN TENER RECONOCIDA SOLVENCIA MORAL”, atributo personal al que considero no se acoge el Sr. José Chlimper. El otro director nombrado es Rafael Rey, el ex ministro de defensa durante el segundo gobierno de Alan García. Omar Quesada, secretario general del APRA, manifestó que fue Rafael Rey quien se acercó al PAP para ser postulado como candidato al directorio del BCR. Se conversó con la dirigencia, tomaron la decisión, comunicaron y se votó. La propuesta fue comunicada al CEN del PAP, por el congresista Javier Velásquez Quesquén, presidente de la Comisión política. Rafael Rey, en entrevista por la televisión, manifestó que su conocimiento en  política monetaria es la misma que “tiene toda persona con sentido común”, expresión que traducida al cristiano, se interpreta como su “nula experiencia en el sector económico”. “Por supuesto que tengo que estudiar y proceder con la prudencia que el caso y el cargo requieren”. José Ricardo Rasilla,  decano del Colegio de Economistas de Lima en conferencia de prensa, enfatizó: El BCR es una entidad cuyos directores no pueden trabajar como un “cachimbo”, es decir, un inexperto en materia económica, que va a empezar a trabajar y al cual le van a enseñar que cosa debe hacer”. Repito: “DEBEN TENER RECONOCIDA SOLVENCIA MORAL Y POSEER AMPLIA COMPETENCIA Y EXPERIENCIA EN ECONOMIA Y FINANZAS”.

los-elegidos

A mi modesto entender, el APRA se ha inmolado innecesariamente, porque disponen de muchos profesionales que califican para el cargo. A estas declaraciones, se han sumado otros, entre ellas, los políticos, los profesionales, los universitarios y la gente común y corriente. Así, en este plano de la información, la mayoría de los entrevistados la crítica, la observa y piden sea nula, pero la minoría la respalda. Cosas del Orinoco, cosas que usted no conoce ni yo tampoco. Julio Velarde, el ratificado presidente del BCR, ofreció unas declaraciones a la prensa, “para leerla entre líneas”. “No hay riesgo de que cambie la política monetaria de la entidad”. “Que peligro puede haber, ni que yo fuera una marioneta”. Como diría Condorito: Exijo una explicación??? Sobre el mismo tema, el presidente Pedro Pablo Kucsynski aportó un nuevo comentario: El BCR es un organismo técnico y necesita directores independientes. El Ejecutivo cumplió con nombrar al presidente y tres directores. “El Congreso ha nombrado a quien le parece, hay economistas, pero hay también gente política. Me parece que no están en la línea de lo que hemos dicho. No es privilegio del Ejecutivo objetar eso”. De este modo, modificó su anterior comentario. El tercer directivo del BCR, nombrado por el Congreso, es Elmer Cuba. Su perfil académico está relacionado al campo económico y fue parte del equipo técnico de Fuerza Popular durante la campaña presidencial. A todas estas variopintas expresiones, se le ha sumado el colectivo pulpin, convocando al pataleo callejero, aun cuando el congresista Mauricio Mulder la ha calificado de una actitud infantil???. Esta marcha se llevará a cabo el martes 8 de Noviembre, teniendo como punto de concentración la plaza San Martin a partir de la 6 pm. Entre los colectivos que han confirmado su participación, están los estudiantes de la Universidad Católica del Perú, la Universidad del Pacifico, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la Universidad Federico Villarreal, la Universidad Nacional de Ingeniería y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya. La exigencia estudiantil promueve que los directores José Chlimper y Rafael Rey, renuncien a sus cargos de directores del BCR, porque no cumplen con los requisitos que estipula la Ley Orgánica del BCR. Declarar la nulidad de la resolución legislativa 008-2016-2017-CR de fecha 27/10/2016 y publicada en “El Peruano” el 28/10/2016, es una justa aspiración democrática que muchos demandamos, después de todo, yo también tengo derecho al pataleo. Ahora los dejo con Kenneth Gorelick, conocido artísticamente como Kenny G, un excepcional saxofonista estadounidense. Su instrumento principal es el saxofón soprano, pero también toca el saxofón tenor y el alto. En 1997 obtuvo un lugar en el libro Guinness al haber ejecutado la nota más larga registrada por un saxofón, 45’47”. Escúchenlo interpretar ‘Love in forever”. Disfrútenlo!!

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment