El efecto Odebrecht: El momento en que se jodió el Perú.

Mar 12, 2017 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Así reza un conocido refrán que recaló en nuestro amado, vapuleado y esquilmado país, el Perú. Sin eufemismos, debemos ser enfáticos, digamos las cosas como corresponden decirlas. Nos han robado descaradamente. Es cierto que estamos en la etapa de investigación y que por tanto se les presume inocentes, pero ante las serias denuncias proporcionadas por los funcionarios de Odebrecht ante autoridades judiciales de Brasil y el Departamento de Justicia de los EE.UU, las sospechas crecen y empiezan a tomar forma las denuncias periodísticas. Corruptos. Se trata de los ex presidentes de la República del Perú, empezando por Alberto Fujimori quien está purgando carcelería hasta por 25 años, luego Alejandro Toledo “el extraditable ” para quien el juez ha solicitado detención preventiva hasta por 18 meses por la presunta comisión de diversos actos corruptos, después le siguen Alan García y Ollanta Humala, sobre quienes existen sospechas, indicios, pero falta probarlos, a la espera de que algún colaborador eficaz decida delatarlos ante los jueces de Brasil y/o el departamento de justicia de los EE.UU, salpicando, incluso, a quien ahora está en ejercicio de la administración de gobierno. Sepamos tener paciencia. A partir del mes de Junio/2017 los fiscales y autoridades judiciales de Brasil se han comprometido a entregar a sus pares del Perú, información relevante respecto a sus investigaciones que involucrarían a personajes políticos y empresariales del Perú. Por citar: El Procurador General de Brasil, Rodrigo Janot, cuando levante la reserva sobre las declaraciones de los ejecutivos de Odebrecht, y se espera, antes de Suiza.

Y es aquí, donde deseo detenerme para opinar sobre el rol de la Procuraduría. Que quede claro que estos funcionarios trabajan para el Estado y no para el gobierno, pese a ser nombrados por el gobierno (Ministra de Justicia y Derechos Humanos), pero eso no los exime de cumplir con mínimas reglas de commportamiento, entre estas, el acatar con lo disponga su reglamento y protocolos (mecanismos de comunicación oficial) instrumentos necesarios para el mejor desempeño de sus funciones, que no son, como se pretende insinuar, “actos de interferencia”.  No confundamos autonomía e independencia, que por cierto la ejercen a plenitud, con querer hacer las cosas como me plazca. Vivimos en un Estado de derecho donde se respeta la constitución, las leyes y las demás normas que lo regulan. Hoy, la procuradora ad-hoc del caso Odebrecht, Katherine Ampuero ha solicitado a la fiscalía abrir investigación preliminar al presidente Kucsynski por información e indicios que presumen la entrega de pagos de Odebrecht a Latín American Enterprise, una empresa vinculada al mandatario, y otra al ex presidente García Pérez para que junto con Enrique Cornejo y Oswaldo Plasencia sean investigados por presuntas irregularidades en la concesión de los tramos 1 y 2 de la Línea 1 del Metro de Lima. En ambos casos, las denuncias de la procuradora deberán estar debidamente sustentadas y documentadas, caso contrario, serán declaradas infundadas y serán archivadas por la fiscalía con el consiguiente descrédito para la Procuraduría ad-hoc, que confirmarían que hubo ligereza, apresuramiento, escasa valoración y ceder ante la presión mediática y política, y lo que es peor, es que según propia confesión de la procuradora Katherine Ampuero: “nosotros (la procuraduría) no ahondamos en la pesquisa, porque no tenemos acceso a la información ni facultades de pedir las operaciones sospechosas de la Unidad de Inteligencia Financiera, ni levantamiento del secretario bancario”. A confesión de partes, relevo de pruebas. Preguntémonos. Si no se tiene el convencimiento por carecer de prueba fehaciente, por razones de no poder acceder libremente a información relevante. Porque el apresuramiento?? Si el que finalmente decide abrir investigación es el ministerio publico y no la procuraduría. Porque no darse tiempo para mejor investigar o buscar un acercamiento a las fuentes que le permitan mejor sustentar?? A las denuncias formuladas por la procuradora ad-hoc, sumemos la interpuesta por el procurador anticorrupción Amado Enco, quien presentó una solicitud ante el Ministerio Publico para que el vice presidente Martin Vizcarra sea investigado por presuntas irregularidades para la firma de la adenda al contrato del Aeropuerto Chinchero. En este puntual caso, considero desprolija la decisión del procurador al no valorarla en su exacta dimensión, habida cuenta que el Contralor de la República había solicitado 60 días para emitir opinión y que además, el Congreso estaba evaluando interpelar al ministro Vizcarra, cosa que finalmente se produjo  el jueves 9 de marzo en el pleno del congreso. Me temo, que La procuraduría abrumada ante tanta autonomía e independencia, han optado por ser ellos los protagonistas y politizar sus actuaciones desnaturalizando sus funciones, lo que explica la actuación del procurador Amado Enco y del porque presentó una denuncia por colusión contra el Ministro Vizcarra? ¿Y justo cuando el gobierno decide suspender el inicio del proyecto en espera del informe de la Contraloría y cuando el Congreso de total mayoría opositora,  decide interpelarlo??

En estas circunstancias, es deber y obligación de la Dra. Julia Príncipe, presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado, evaluar ambos casos y efectuar los correctivos necesarios, que hagan sostenible la confianza ciudadana en el rol de la Procuraduría, lo que no excluye a la Dra. María Soledad Pérez Tello, Ministra de Justicia y Derechos Humanos, por ser la funcionaria pública responsable de dichos nombramientos y principal impulsora de la autonomía e independencia de las Procuradurías. Estas denuncias que involucran a ex presidentes y funcionarios públicos han sido formuladas por el Ministerio Publico, quienes las han hecho suyas corriendo traslado al poder judicial. Lo novedoso, es que han de incluirse a empresas del sector privado, que a decir de Jorge Barata ex director de Odebrecht habrían tenido conocimiento de los sobornos y coimas que se presumen habría recibido Alejandro Toledo. El pago ilícito fue para obtener la licitación de la construcción y operación de la Carretera Interoceánica. El Consorcio CONIRSA está integrado por Odebrecht, Graña y Montero, ICCGSA y JJ Camet Contratistas Generales. En el 2005, ganó la licitación de los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur. Graña y Montero decidió asociarse con Odebrecht para seis proyectos de Inversión en el Perú. De acuerdo al acta de declaración ante el fiscal anticorrupción Hamilton Castro sobre el grado de intervención de las empresas consorciadas en el proyecto IIRSA Sur y los pagos realizados a Toledo, Jorge Barata afirmó: “Esto fue más o menos así, ellos sabían que habíamos pagado, y sabían que tenían que asumir lo que correspondería”. Muchos dirán, que no es justo meter en una misma bolsa a los pocos malos con los muchos buenos. Es muy posible, pero habrá alguien que se atreva a poner las manos al fuego por alguno de los pocos malos??. El tiempo inexorable, nos lo dirá. La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP ante la conmoción que ha provocado en el sistema financiero, Odebrecht y la gigante peruana Graña y Montero, han pedido se les informe sobre la posición de ambas empresas estrechamente vinculadas, inmediatamente después de que el Ejecutivo promulgara el DU 003 de fecha 13 de Febrero 2017 que obliga a las entidades del Estado (las principales deudoras de esas empresas) a retener los pagos; con lo cual estas empresas dejarán de tener recursos disponibles para atender sus propias deudas laborales, comerciales, bancarias, etc. Una eventual fractura financiera en los dos gigantes de la Ingeniería y Construcción, generaría la paralización en la cadena de los grandes proyectos de infraestructura desencadenando la inevitable ruptura de la cadena de pagos. No se trata de ser agoreros, esto no es ficción, es pura realidad.

Nos hemos acostumbrando a convivir con la corrupción como si fuera algo natural y normal. Mientras no me afecte directamente, es decir, mientras no me toque el bolsillo, que robe lo que quiera. Estamos siendo perniciosamente tolerantes con el corrupto. Para entendernos, es igualmente corrupto, el que corrompe como el que se deja corromper, no importa si trabaja para el sector público o el privado. La corrupción no discrimina, esta institucionalizada, ha penetrado en los gobiernos de forma maliciosa para sentar raíces. No hay quien este a salvo de ser corrompido y por sobre todo, la clase política, que es donde hace más daño porque todo lo contamina haciéndolo impune, y así, tienen el descaro de reclamar inmunidad. No hay un solo político que pueda levantar el dedo en señal de sanidad o de ser un virtuoso frente a la corrupción. Poderes ejecutivo, legislativo y judicial; fiscalía, policía, alcaldes, gobernadores regionales, ministerios y empresas privadas, nadie se salva. Los tentáculos de la corrupción se han extendido a toda nuestra sociedad. Los actos de corrupción son noticia de todos los días, ya sea en suelo patrio como en el extranjero. Para erradicarla, hay que efectuar cambios estructurales, de raíz, que rompan con el statu quo imperante. Que no le tiemble la mano a quien tenga la entereza de enfrentarla. Tarea difícil pero no imposible. Brasil y el juez Sergio Fernando Moro, son un ejemplo a seguir. En el Perú, esta es la gran oportunidad de resarcirse y es el Ministerio Publico, la Fiscalía, la que nos debe devolver la fe y confianza en las instituciones públicas. Si alguien puede reencaminar las cosas en el Perú, ese es el Fiscal de la Nación, el Doctor Pablo  Wilfredo Sánchez Velarde y el equipo de fiscales que lo acompañan en esta titánica tarea de denunciar a los corruptos, solicitando la imposición de sanciones y penas que la ley ordena aplicar, “Caiga quien caiga”. Necesitamos creer en alguien que no nos decepcione, que no nos defraude, que no se burle de las anhelos ni esperanzas del voto  ciudadano, del voto del pueblo peruano que confió en sus presidentes. Es oportuno recordar que la administración Kucsynski ha decidido triplicar el actual presupuesto de la Fiscalia, dotándola de mayores recursos económicos para afrontar la lucha contra la corrupción. El camino es largo y empedrado. La corrupción y los corruptos, públicos y privados, se resistirán. Los mejores Estudios de abogados asistirán a los denunciados, por eso es indispensable que la fiscalia se esmere en denunciar consistentemente para que el Poder Judicial y los jueces corruptos no cedan a la tentación (aquellos que muestran visible desbalance patrimonial), debiendo rodearse de los mejores profesionales y alta tecnología, asesorándose convenientemente para ganar, no para perder ni para empatar, disponerse a ser parte de una construcción realmente virtuosa y evitar la infantil complacencia de siempre, esa que termina siendo, “la impudicia de la indulgencia”. La desmedida y desenfrenada ambición tiene sus límites. Ahora los dejo con la orquesta de la Policía Nacional del Perú, interpretando un tema de Rosario Flores “la españolísima” en genero de bachata y que es un éxito popular en el país. Fue colgado en Youtube el 8 de Marzo, el día en que se celebraba “El día Internacional de la Mujer”. No todo es malo en la Policía del Perú, también hay buenos, y estos son buenos con ganas. El tema es: Que bonito. Disfrútenlo!!

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment