El fútbol, pasión de multitudes: El Barcelona FC lo hizo.

Mar 15, 2017 by

Por: Jose “Phepe” Giraldo Abarca.

El fútbol, pasión de multitudes, es un clásico estribillo que es pregonado por todos los que disfrutamos de este bello deporte. Desde mi chiquititud, no había fin de semana que no acudiera al Estadio Nacional de Lima en Santa Beatriz, para vivir in situ y en vivo y en directo cualquier partido de futbol que protagonizaran nuestros equipos profesionales del Perú. No importaba que equipos jugaran, lo único que yo quería era ir al Estadio. Con mis hermanos, mis amigos o yo solito. Si era Alianza Lima el que jugaba y ganaba, era mucho mejor porque lo disfrutaba, lo gozaba y porque soy hincha. Después, cuando fui creciendo, me dividí entre Alianza Lima y Deportivo Municipal. Pasión de multitudes, donde jóvenes y niños éramos inmensa mayoría. La gran multitud.

Retomo el tema deportivo y en especial el fútbol, porque recientemente viví un espectáculo que me permitió revivir aquella época de mi chiquititud, salté, brinqué y grité como un descocido hasta quedarme ronco y casi sin voz. Gol carajo, Gooooool mierda. Era Barcelona FC, el equipo de fútbol Catalán que logró lo imposible, remontar un 4-0 frente al Paris Saint Germain, el PSG de Francia. Luego de mirar el partido que se jugó en el Parque de los Príncipes de Francia y ver el resultado final, un contundente y categórico 4-0 a favor del PSG, las aspiraciones de revertir ese marcador eran remotas, aunque en el fútbol todo es posible. Dos semanas después, en el Camp Nou de Barcelona y ante 89 mil espectadores se produjo el milagro. El planteamiento del español Unai Emery entrenador del PSG, me sorprendió, no le encontré explicación??. Triunfo histórico, glorioso, monumental, épico, colóquenle el título que deseen, pero ese acariciado final de 6-1, parecía un imposible de conseguir, más aun, cuando Edison Cavani puso el marcador 3-1 alejándonos de nuestras pretensiones a tan solo 28 minutos del pitazo final. Se nos vino la noche, decepción, resignación, pero así es el fútbol, y cuando estábamos por tirar la toalla, a escasos dos minutos de finalizar el partido, apareció la figura de Neymar Jr quien con un magistral tiro libre a los 88 minutos, recuperó el entusiasmo de las tribunas y de los millones de espectadores en el mundo. A partir de allí, la angustia creció en la feligresía, y así, faltando 2 minutos para que el árbitro alemán Deniz Aytekin decretara el final del partido, se atrevió a cobrar un penal a favor del Barca a los 91 minutos, previamente había otorgado una prórroga de 5 minutos. Siendo objetivos, pudo no cobrarlo, pero lo cobró y eso es lo que importa. Luis Suarez arriesgó, pero en eso de jugadas al límite en el área penal, Suarez es un maestro, porque el árbitro pudo sacarle tarjeta por simular una falta.

Una veces te perjudican y otras te favorecen. Neymar Jr. se colocó frente al balón y con total sangre fría anotó el gol que nos colocaba a un gol de la hazaña, luego cogió el balón que descansaba en el arco del PSG y salio con ella en la mano, arengando a las tribunas. Se colocó el equipo en las espaldas y los empujó a no desmayar en el intento, a seguir adelante. Jugadores y aficionados reaccionaron positivamente y conforme se esfumaban los minutos, todos apretábamos en busca de ese gol. Corría el minuto 94 y otra vez Neymar Jr. con esa bendita pierna derecha o izquierda inmortalizó la previa, una pelota pinchada, concebida como con centímetro, a la medida, logró superar a defensores y atacantes y como caída del cielo llegó a los pies de Sergi Roberto quien con la punta del botín, descolocó al arquero Kevin Trapp convirtiendo el angustioso Gol. Luego, todo fue descontrol, júbilo, llanto, alegría, griterío. El Barcelona lo hizo. Partido jugado con nervios. con más ganas y entusiasmo que con fútbol, pero eso no importaba, lo que contaba era el resultado. Y se consiguió, un 6-1 que quedará registrado en los anales de la historia del fútbol mundial. Gracias Barcelona por darnos esas alegrías, por creer en que lo imposible puede hacerse realidad. Barca lo hizo. Ahora los dejo con un tema del recuerdo. Soy de quienes opinan que las noches son para relajarse y disfrutarla luego de un atareado día. Si dentro del abanico de opciones, decides por la televisión, permíteme recomendarte un programa que viene de la televisión norteamericana. El Show de Jimmy Fallon, un carismático actor y presentador de TV. que te ofrece una hora de un programa muy variado y entretenido, con dosis de mucha creatividad en su varias secuencias  y la presentación de una constelación de estrellas del cine, la televisión y el canto.  Por allí desfilan, Nicole Kidman, Dakota Fanning, Michelle Obama, Scarlett Johanson y otros famosos y no famosos. Un programa que te divierte de principio a fin y que por ratos te arranca una sonora risa. En una de esas noches, escuché a Fallon utilizar como cortina musical un viejo tema de Herb Alpert. Contó como anécdota, que preguntó a muchos de sus amigos sobre cuál era el nombre de la canción y no obtuvo respuesta. Todos decían no recordarlo, sin embargo fue Questlove, el director de la banda residente “The Roots”, quien acertó: Route 101. Escúchenlo, recuérdenlo y disfrútenlo

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment