Venezuela: Lo que el pueblo decida; salvo la OEA.

Apr 1, 2017 by

Por : José “Phepe” Giraldo Abarca

La caótica situación económica por la que atraviesa Venezuela, precipitó al gobierno de Nicolás Maduro a tomar una medida extrema, solo comparable con la asumida por el expresidente Alberto Fujimori, quien resolvió, “Disolver el Congreso”, decretando el autogolpe del 5 de abril de 1992. Esta vez, fue la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela la que resolvió disolver a la Asamblea Nacional, asumiendo las funciones del Parlamento, decretando otra forma de autogolpe. Como se recuerda, la oposición venezolana que controla la Asamblea Nacional desde las elecciones de Diciembre del 2015, calificó la decisión del TSJ como un “golpe de estado”. La respuesta del presidente peruano Pedro Pablo Kucsynski fue inmediata: Retiró a su embajador por considerar que hubo “una ruptura del orden democrático”. Mientras, la Sala Constitucional del TSJ advirtió: Que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la AN, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho”. Ésta no es una sentencia más, es una sentencia que marca un punto de no retorno de la dictadura que requiere iniciar un nuevo proceso de movilización y resistencia para enfrentar esta arremetida”, dijo el frente opositor.

Pero que se esconde detrás de esta medida del TSJ ???. A saber, se produjo como consecuencia o como respuesta a un recurso de interpretación sobre la creación de empresas mixtas en el sector petrolero. Según la Constitución, el gobierno no puede firmar contratos de interés publico “sin la aprobación de la Asamblea Nacional “. Pero al declarar “omisión legislativa”, la corte indicó que no existe “impedimento alguno”. De este modo, el gobierno tiene el camino expedito para buscar financiamientos para enfrentar un déficit fiscal que el Banco Mundial en el 2016, proyectó en el 11.5 % el PBI. En su desesperación por atraer inversión extranjera para los sectores petrolero y minero, es la Sala constitucional del TSJ la que “le dio una manito” al gobierno central, para que pueda enfrentar la grave crisis económica que padece todo Venezuela y que se refleja en la aguda escasez de todo tipo de bienes básicos y la inflación mas alta del planeta, proyectada por el FMI en 1,660% para el 2017. Lo de Venezuela es para escarapelarse, la gente muere porque no hay medicinas en hospitales ni en farmacias y se alimenta recogiendo desechos alimenticios de la basura. No es exageración, es realidad.  Volviendo al tema del TSJ, la Asamblea Nacional habría incurrido en “desacato”, situación que fue dictada por el propio TSJ tras la decisión del Poder Legislativo de incorporar en Agosto del 2016 a tres diputados (los legisladores indígenas Julio Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana) cuya elección fue impugnada. Cabe recordar que en este proceso electoral, la oposición logro recuperar la mayoría en el Parlamento, luego de estar diez años en manos del oficialismo.  Sin embargo, los tres diputados no están ejerciendo funciones legislativas por decisión de la propia Asamblea Nacional, pese a esta democrática decisión de la AN,  el TSJ continuo insistiendo desde Enero 2016, que todas decisiones de la AN son nulas. La sentencia es una respuesta a un “recurso de interpretación” de la Corporación Venezolana del Petróleo, filial de PDVSA, interpuesto el pasado 28 de marzo. El recurso buscaba obtener respuesta a cómo interpretar la norma constitucional que atribuye a la AN la formación de empresas mixtas (del Estado en asociación con el sector privado), siendo que el Legislativo está en “desacato”. El TSJ recuerda que, como ya estableció en enero de 2016, la situación de desacato “incapacita al Poder Legislativo para ejercer sus atribuciones constitucionales de control político de gestión”. Y el máximo tribunal venezolano apela al artículo 336.7 de la Constitución para declarar que existe “omisión inconstitucional parlamentaria” es decir, que el legislador “ha dejado de dictar las normas o medidas indispensables para garantizar el cumplimiento de la Constitución”. Ese artículo le atribuye al TSJ la competencia para establecer “lineamientos de corrección” en el caso de omisión inconstitucional parlamentaria.

Y es en ese sentido que resuelve, además de atribuir al gobierno la competencia para la creación de empresas mixtas, lanzar la polémica advertencia de que se ocupará de garantizar que las competencias parlamentarias sean asumidas por la Sala Constitucional. El diputado Julio Borges, cuya condición de presidente de la AN tampoco reconoce el TSJ, anunció que desconocen esta sentencia. “Esta Asamblea Nacional desconoce al TSJ, ellos se escogieron a ellos mismos, a nosotros nos eligieron 14 millones de venezolanos”, enfatizó. “Es la primera vez que estas sentencias le otorgan todo el poder a Nicolás Maduro para hacer las leyes que le dé la gana, para dar los contratos que le da la gana y para endeudar al país como le dé la gana (…) es un golpe de Estado con todas sus letras, es una dictadura”, fustigó Borges, quien afirmó que los diputados seguirán ejerciendo sus funciones y anunció que convocarán a movilizaciones de calle a realizarse el sábado y la próxima semana. Que la OEA active la carta democrática interamericana a Venezuela es un pedido que los estados miembros evaluaran la próxima semana. Esta claro, que la aplicación de la carta democrática y sus sanciones podrían agravar la situación interna en Venezuela que vive ademas en riesgo de default e insolvencia fiscal, lo que no impediría que Nicolas Maduro continúe ostentando el poder absoluto sobre la venta del petróleo y que puede hacer lo que le da la gana, así como lo lee, hacer lo que le da la gana, lo que le plazca, salvo lo extremo de la decisión, que puede derivar en solicitar la intervención debido al quiebre constitucional al no existir equilibrio de poderes y considerársele una dictadura de facto, o lo que es peor, que el pueblo decida en las calles. Fuentes AFP y BBC. Ahora los dejo con Eumir Deodato, excepcional músico brasileño de quien me declaro admirador. Toca el Keyboard, es compositor y arreglista. Escúchenlo interpretar este tema “Baubles,Bangles & Beads. Enjoy it!!. Ultimo minuto: Hoy sábado, el Tribunal Supremo de Justicia, revocó su decisión de asumir las funciones del Parlamento de amplia mayoría opositora. La medida fue derogada de oficio tras un acuerdo entre los poderes públicos, cuyos representantes se reunieron de madrugada convocados por el presidente Nicolas Maduro. El TSJ también suprimió otro fallo en el que retiró la inmunidad a los parlamentarios. Todo este trajinar gubernamental ante la avalancha de criticas extranjeras y locales, entre ellas, las de la Fiscal General Luisa Ortega Diaz, quien horas antes había expresado su preocupación condenando el acuerdo del TSJ, afirmando que las ultimas decisiones del TSJ evidencian violaciones a la Constitución, exigiendo se retomen los “caminos democráticos” de respeto a la constitución y el rescate de la pluralidad.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment