De amores, pasiones y enojos.

Mar 7, 2018 by

Por; José “Phepe” Giraldo Abarca.

Como tienta la política nacional. Las confesiones de Jorge Henrique Barata convulsionaron el espectro político, y más aun cuando afirma que tiene las pruebas de los aportes a candidatos presidenciales, congresistas y partidos políticos en el Perú. Me recuerda la célebre frase de Alberto Fujimori quien a gritos proclamaba; !Soy Inocente!. Y todos sabemos en qué terminó. Pero de estos temas nos pronunciaremos más adelante, una vez resuelva el Congreso el segundo intento de vacancia del presidente PPK. Ahora, permítanme agradecer a los amigos lectores por la acogida que tuvo la recomendación de algunas películas. “Diario de una pasión” también llamada el “Diario de Noah” película protagonizada por Rachel McAdams y Ryan Gosling, es una hermosa y tierna historia de amor que trascendió las pantallas, pues ambos actores serian después, pareja en la vida real. Y aunque es un ilícito, una “versión pirata” en una alternativa. Disfrutemos de la televisión, pero de la buena, de aquella que está al alcance del control remoto y no por un relamido chauvinismo patriotero, seamos en extremo tolerantes y masoquistas al soportar lo malo que ofrece la televisión nuestra. La televisión perucha debe entender que pueden y deben de mejorar sus programaciones ofreciendo mejores producciones efectuando cambios estructurales que los haga competitivos. Ahora que me decidí hablar sobre mi nuevo piojito, debo asumir el compromiso adquirido.  La siempre postergada aparición de mi novela era un cuento de nunca acabar. Los pretextos eran más que los textos que le dedicaba. El ánimo tan pronto aparecía como se desvanecía. Y no es que recién la iniciara. Les cuento: Empecé con unos bríos irreconocibles, parecía poseído.

Empeñoso, tres veces por semana a partir de la 5 de la mañana empezaba mi larga caminata con rumbo a la playa “La Cove”. Caminaba por espacio de cincuenta minutos hasta llegar a las tranquilas aguas del Atlántico. Acomodaba la mochila y demás útiles, para luego echar mano de mi sándwich preparado en casa y mi café con leche comprado en el Dunkin Donut de la salida 7 de la ciudad de Stamford-Connecticut. Allí, durante el verano estadounidense hace seis años aproximadamente, comencé a elaborar mis primeros borradores. Algunas veces los escribía y otras las grababa. Debo reconocer que este impromptus fue motivado por un excepcional amigo y sabio consejero de origen cubano que me exigió guardara bajo cuatro llaves el anonimato. A esa fecha, había escrito unos veintitantos artículos de opinión que habían sido recogidos y publicados por los principales periódicos de distribución gratuita del Estado de Connecticut y del norte del Estado de Nueva York. Una satisfacción personal de la que me enorgullezco. Escribir la novela era el reto. Difícil para quien no tenía idea de cómo iniciarla y  sobre qué tema escribir. El mar en mi caso es fuente de inspiración, mientras la brisa, las tenues correntadas de viento y la música, hacían lo suyo: Relajarme y prepararme para la acción en cuerpo y mente. Seis años después, y cuando creía haberla terminado, me asaltan las dudas, y es que cada vez que la leo, le hago cambios y eso parece ser otro cuento de nunca acabar. Empezaré por publicar en el blog algunos extractos de la novela en borrador y sin edición previa. Ordenándola, empecé por darle pies y cabeza. Así, estos son los capítulos en que está dividida: Prologo, 1.- La Ferguson: La biblioteca pública de Stamford, 2.- Sus inacabables últimos tres meses de vacaciones en Miami, 3.- Los uña y mugre del barrio, 4.- Sus 20 locos e irrepetibles minutos con Virgie, 5.- Dario y sus dinosaurios, 6.- El secuestro de Tinito, 7.- La tertulia de los viernes de Enero y Febrero, 8.-Papape y la Tiendecita Blanca, 9.- Los Arenales de Ventanilla, 10.- Megan: Il mio amore della mia vita, 11.- Lorie y su osada propuesta, 12.- La peor de las enfermedades: La soledad, 13.- Liricas de la canción “Home”de Michael Buble. Del título o nombre de la novela les hablaré más adelante, porque aun no lo tengo claro. En artículos siguientes iré publicando extractos de mi nuevo “piojito”. Si es buena, mala, regular o pésima. Uds lo dirán y gracias por soportarme.  Leanla y hagan sus comentarios. Como ustedes saben, sin música no funciono, así como también saben que me gusta todas las formas de expresión del Jazz, uno de los géneros musicales que me apasiona. En mi búsqueda, encontré a esta hermosa actriz y cantante sueca Mónica Zetterlund, cuyo verdadero nombre era Monica Nilsson. Indagando, me enteré que otra muy buena cantante sueca Edda Magnason protagonizó la película “Mónica Z” sobre la vida de Monica Zetterlund. Se las recomiendo. No se arrepentirán. El tema musical interpretado por Mónica Z. es: “Waltz for Debby”. La acompañan Bill Evans, Eddie Gómez y Alex Riel. Disfrútenlo!!.

Related Posts

Tags

Share This

ladrillera lima

Leave a Comment